La Guardia Civil de Burgos ha imputado a un conductor de 42 años, I.T.P, que fue sorprendido en la A-1, a su paso por La Ribera, cuando conducía pese a haber perdido todos los puntos del carné y bajo la influencia de drogas, según informan fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

 

Los hechos ocurrieron a las 23.30 horas de este martes, cuando el infractor era parado por una Patrulla de Tráfico del Destacamento de Aranda de Duero. Tras ser identificado y al requerirle la autorización para conducir, los agentes comprobaron que carecía de la misma por pérdida total de puntos asignados, por lo que fue imputado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. No era la primera vez que era sorprendido conduciendo sin permiso.

 

Durante la instrucción de diligencias -que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Aranda de Duero- se observaron síntomas en el conductor de que pudiera haber ingerido algún tipo de sustancia estupefaciente. El Equipo de Atestados e Informes de Aranda de Duero realizó entonces la prueba de drogas, que arrojó resultado positivo, por lo que adicionalmente se confeccionó un boletín de denuncia por infracción al Reglamento General de Circulación.