El Gobierno en sus círculos internos asume cada vez más la derrota en el tema de la exhumación, por la actitud del Padre Cantera.

El Correo de Madrid puede asegurar que en conversaciones de la Ministra con el propio Presidente Sánchez y de manera coloquial, le ha llegado a decir "Nos vamos a comer lo de Franco, va a ser difícil hacerlo antes del 28 de Abril si no es con un escándalo internacional".

Con lo que no contaba el efímero Presidente y su equipo es con la actitud de la familia, que han hecho piña en el tema en cuestión, con la incansable labor de los abogados de la FNFF y de la familia Franco y mucho menos con la irreductible postura de los monjes benedictinos y el Padre Cantera a la cabeza.

Con lo que no puede contar este Presidente ni ninguno de los que vengan, es que lo que les mueve a estas personas y a todas las que están apoyando y luchando contra la exhumación, es algo que está por encima de los votos, la prensa y la democracia y es la Fe, la razón y el amor a España y ante eso, dichas personas, muchas no solo las conocidas, saben que es una obligación moral y un servicio a España y no hay decretos, ni armas que puedan parar ese ímpetu.