Ayer viernes, el presidente de VOX Santiago Abascal se desplazó a Roma para mantener una reunión con el líder de la Liga Matteo Salvini en el Senado italiano.

Ambos líderes coincidieron en la necesidad de proteger las fronteras de Europa de la inmigración masiva y en el respeto a la soberanía nacional y a la unidad de los estados miembros de la UE.

El ex ministro del Interior Italiano ha mantenido siempre una postura de firmeza frente a la invasión de las costas italianas protagonizada por inmigrantes magrebíes y subsaharianos, promovida por ONGs globalistas en complicidad con las mafias del tráfico de inmigrantes.