Desde que el pasado lunes se publicaron los resultados electorales definitivos y detallados partido a partido y provincia a provincia, los grandes medios de comunicación y sus correspondientes empresas de demoscopia nos están bombardeando con datos y análisis sobre cuales hubieran sido los resultados de “la derecha” (¡cuánto me cuesta llamar “derecha” al PP y a Cs!) si no hubiera irrumpido Vox.

Como los dos grandes partidos llevan décadas alimentando copiosamente tanto a los medios como a las empresas de demoscopia, con cargo a las jugosas subvenciones que reciben y que pagamos todos los españoles, y a las coimas que han venido recibiendo, tanto los unos como las otras son, simplemente, “la voz de su amo”.

 

El discurso único de los medios conservadores, al dictado del PP, es que “por culpa de Vox” la derecha ha perdido una cantidad ingente de escaños (11, 17,… ¡hasta 25!, según el medio), abonando el terreno para que los señoritos del PP vuelvan a la carga con el “voto útil” de cara a la próxima cita electoral del 25 de mayo.

 

La falacia está en que cuando hacen esos análisis dirigidos, y por tanto tergiversados, dan por hecho que TODOS los votantes de Vox, si no existiera Vox, votarían al PP. Tanto es así que el señor Casado, en un momento de delirio durante la campaña electoral, después de anunciar alguna de sus ocurrencias (que no piensa cumplir), espetó que “ahora los votantes de Vox ya no tienen excusa para no votar al PP”: ¡como si necesitáramos alguna excusa para no votar al partido que nos ha tomado el pelo, que ha incumplido sistemáticamente lo prometido en su programa (LMH, aborto, impuestos, etc) y que nos ha traicionado una y otra vez!

La realidad, según los propios estudios demoscópicos publicados, es que de los votos de Vox (2,7 millones), solo 1,6 millones vienen de antiguos votantes del PP, pero el resto vienen de antiguos votantes de Cs (500 mil) e incluso del PSOE y de Potemos (200 mil) y el resto (400 mil) de otros partidos o de electores que se abstenían. Si no hubiera existido Vox es razonable pensar que los 1,6 millones de antiguos votantes del PP hubieran votado al PP, pero los otros 1,1 millones de votantes de Vox con altísima probabilidad nunca habrían votado al PP.

 

¿Qué hubiera ocurrido si no hubiera existido Vox y cada votante de Vox hubiera votado a su partido de procedencia, o se hubiera abstenido en caso de que proceda de la abstención?

En ese caso hipotético, la suma de PP + Cs (incluida NA+) hubiera alcanzado los 152 escaños, es decir, solo TRES (repito, TRES) más que los escaños realmente obtenidos por PP + Cs + Vox. PP ganaría 24 escaños y Cs ganaría 3, a costa del PSOE (perdería 4) y de Bildu (ETA), que perdería 1, saliendo beneficiado, de rebote, Potemos, que ganaría 2. Si no se hubiera presentado Vox, el bloque que llaman “derecha” (ahora ya sin Vox) habría obtenido un escaño más en siete provincias: Álava (pobre Maroto …), Baleares, Burgos, Cantabria, Jaén y Zaragoza; pero habría perdido un escaño en tres provincias: Madrid, Toledo y Zaragoza.

Por lo tanto, y en contra de lo que dicen los voceros emboscados del PP, la irrupción de Vox ha tenido un impacto marginal en el número total de escaños de lo que llaman “la derecha”.

 

¿Cuál es el entonces la causa de que los “anti España” hayan ganado por goleada?

Aparte de la gran movilización de la izquierda, que ha conseguido atraer a cerca de 1,6 millones de electores que se abstuvieron en 2016, el efecto de los cientos de miles de antiguos votantes del PP que no han votado ni a Cs ni a Vox, es decir, que se han ido con los “anti España” o se han abstenido, ha sido demoledor.

 

En 2016 el PP obtuvo 7,9 millones de votos, frente a los 4,5 millones del pasado domingo, es decir, se les han marchado 3,4 millones de votantes (¡el 43%!). De esos 3,4 millones, 1,1 millones han ido a Cs y 1,5 millones a Vox, pero 800 mil se han ido a los “anti España” (incluidos unos 250 mil al PSOE, pues probablemente han preferido el original a la copia) o se han abstenido.

 

¿Cuál habría sido el resultado si el PP solo hubiera perdido los votos que han ido a Cs y a Vox, sin perder los votos que se han ido a los “anti España” o a la abstención?

En ese caso, el bloque PP+Cs+Vox habría obtenido TRECE (13) escaños más, pasando de los 149 realmente obtenidos a 162: el PP habría aumentado en 16, a costa del PSOE (10), Potemos (3), Cs (2) y Vox (1). Las trece provincias en las que el bloque PP+Cs+Vox habrían ganado un escaño son Alava, Baleares, Barcelona, Burgos, Cádiz, Cantabria, Granada, Huelva, Madrid, Murcia, La Rioja, Vizcaya y Zaragoza.

 

Señores del PP, dejen de dar la matraca con el “efecto Vox”, que ha supuesto una insignificante reducción de TRES escaños, y dedíquense a recuperar a los 800 mil antiguos votantes que se han marchado a los “anti España” o se han abstenido: ahí tienen, como mínimo, TRECE escaños a ganar. Dejen de mentirnos y hagan bien su trabajo.

 

Tomás García Madrid

 

 [1] Todos los cálculos sobre transferencias de votos están basados en el estudio realizado por Sigma Dos para “El Mundo” y publicado el 30 de abril de 2019. Los resultados con otros estudios al respecto (Sociometrica para “El Español”, etc) son similares.