Hasta en dos ocasiones han fallado los tribunales en contra de la existencia de más de 300 empleados del Metro de Barcelona fuera de convenio, considerando que viola la libertad sindical de la práctica totalidad de ellos. La primera vez el alcalde de la ciudad era Xavier Trías, pero la confirmación de la sentencia llegó estando ya Ada Colau al frente del Consistorio. La actual alcaldesa no recurrió pero sigue sin cambiar la situación.

 

Después de que el sindicato Confederación General del Trabajo (CGT) presentara un conflicto colectivo, el Juzgado de lo Social número 19 de Barcelona dictó sentencia el 16 de febrero de 2015 en el que condenaba a Ferrocarril Metropolitans de Barcelona (FMB, el Metro) por mantener fuera de convenio a más de 300 trabajadores. Se trata de 325 personas consideradas personal directivo y técnico (DIT), en las que hay desde miembros del consejo de dirección hasta enfermeras y comerciales. El fallo condenaba a FMB, empresa participada por varias administraciones pero controlada de hecho por el Ayuntamiento de Barcelona y que forma parte de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) por esa situación.


TMB presentó un recurso y la Sala de los Social del Tribunal de Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dictó sentencia el 16 de octubre, ya siendo alcaldesa Ada Colau. OKDIARIO ha tenido acceso a dicha sentencia. El TSJC confirmó el fallo original al desestimar el recurso. Sin embargo, el Metro sigue manteniendo a los empleados fuera de convenio sin regularizar su situación.

detalle-sentencia1-616x272

Tal y como se recoge en los fundamentos de la segunda sentencia, el el fallo original se declara que “la práctica empresarial de excluir del ámbito de aplicación de convenios vigentes y futuros al denominado personal DIT que no desempeñe cargo o funciones de alta dirección o Consejo, a través de la introducción de una cláusula en sus contratos de trabajo, vulnera el derecho a la libertad sindical del artículo 28.1 de la CE”. Declara además la nulidad de la cláusula contractual de renuncia al convenio.


Según recogen los dos fallos, los contratados fuera de convenio son 325 personas. De ellas tan sólo forman parte del denominado “grupo 0 o 01” que “se integra el Consejo de dirección”. El segundo nivel, el “grupo 02”, está formado por directores de Servicio y responsables de unidad, que ya no forman parte de la alta dirección. Los miembros de los siguientes escalones tampoco forman parte de esta última. Así, son 312 los empleados cuya libertad sindical se vulnera al quedar fuera de convenio.

detalle-sentencia2-616x217

La situación de todos ellos no es, sin embargo igual. Algunos gozan de privilegios de los que ya ha informado OKDIARIO, como médico y plan de pensiones privados o hipotecas y otros préstamos personales, además de que se mantiene su sueldo en secreto. Las fuentes sindicales y de la oposición consultadas por este periódico incluyen a la mujer de Artur Mas, Helena Rakòsnik, entre las que gozan de una situación mejor que el resto de personal al estar fuera de convenio.


Las fuentes sindicales señalan, sin embargo, que el estar fuera de convenio no es igual de positivo para todos los incluidos en el grupo TID. Según han dicho a este periódico, en los escalones más bajos de la estructura de la plantilla, estar fuera de convenio supone tener una peores condiciones laborales que el resto de trabajadores. Ponen como ejemplo que esto afecta, entre otras cosas, a la hora de tener que realizar turnos en festivos o fin de semana.