Vicente Montañez, concejal del Grupo Municipal VOX en el Ayuntamiento de Valencia, ha declarado esta mañana antes del pleno extraordinario sobre la EMT que “la desaparición de más de 4 millones de euros no debería haber sucedido nunca, en primer lugar porque no es posible que desaparezcan más de 4 millones de euros de una empresa pública de la importancia de la EMT y en segundo lugar porque siendo consciente el sr. Ribó desde el día 23 de que estos hechos habían ocurrido era su obligación haber comparecido para dar explicaciones, o bien en la junta de portavoces, o en el anterior pleno del día 26”.

Por estos motivos el grupo municipal VOX está en desacuerdo con la gestión que el alcalde ha hecho de un asunto tan grave como el que ha sucedido en la Empresa Municipal de Transporte.

Además, los hechos sucedidos ayer por la tarde agravan más la situación. El concejal Montañez  -que ha mostrado una camiseta con un dibujo de un bus urbano en señal de protesta- ha explicado que “El Sr. Campillo reconoció  que estaba pactada absolutamente toda la comisión. Cosa que nos parece una vulneración de los derechos de los valencianos. Además, el enfado fue básicamente porque sus socios de gobierno cumplieron con algo que parece bastante lógico y era que el concejal Grezzi no estuviera presente para que no se produjera ningún tipo de coacción en las intervenciones. Y finalmente manifestó que hay un antes y un después del día de ayer”.

Montañez también piensa que hay un antes y un después, “porque ayer se puso de manifiesto que la transparencia de este gobierno brilla por su ausencia. Que los señores de Compromís habían pactado claramente quiénes debían ser los intervinientes. Es decir,  pusieron de manifiesto que se trataba sólo de un acto de cara a la galería y que carece de contenido y por eso pedimos que la comisión se realice en el pleno”.