La Reina de Inglaterra volvió a llenar de referencias cristianas su tradicional mensaje de Navidad dejando un año más en evidencia al rey Felipe VI de España que lo más cerca que estuvo de hablar del sentido cristiano de estas fiestas fue cuando literalmente felicitó la Navidad a los españoles.

Sin embargo, lsabel II afirmó en su intervención que el mensaje cristiano de “paz en la tierra y buena voluntad” se “necesita más que nunca”. De este modo, la reina insistió en su mensaje navideño que las palabras de Jesús “nunca están desfasadas” y que todavía hoy pueden ser “escuchadas por todos”.

La fe, una fuente de consuelo para la reina

Como en años anteriores, la Reina Isabel también habló abiertamente sobre su fe cristiana."A través de los muchos cambios que he visto a lo largo de los años, la fe, la familia y la amistad no solo han sido una constante para mí, sino una fuente de consuelo y tranquilidad personal", dijo a los millones de británicos que vieron el discurso.

Ya el año pasado, confesó que Cristo la había inspirado “en los buenos y malos momentos”recordando el “nacimiento de Jesucristo, cuyo único santuario era un establo en Belén. Conocía el rechazo, las penurias y la persecución”.

Es el generoso amor y ejemplo de Jesucristo lo que me ha inspirado en los buenos y malos momentos. Sea cual sea tu experiencia, este año, dondequiera y como veas, te deseo una feliz y pacífica Navidad”, dijo textualmente.

En un año complicado para Reino Unido con la división interna debido al Brexit, que ya está en marcha, la reina quiso apelar al entendimiento y aseguró que “incluso con las diferencias más profundas, tratar a la otra persona con respeto y como un ser humano es siempre un buen primer paso hacia una mayor comprensión”.