Los parlamentarios de VOX lo han hecho jurando “por España”, mientras los representantes de Adelante Andalucía se han quejado por la decisión de la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (C’s), de que se hiciera desde los escaños en lugar que desde la tribuna, como es habitual.

Si bien la toma de los cargos ha arrancado con normalidad, Bosquet ha tomado la palabra para proponer a sus señorías que acataran el cargo desde sus escaños, al objeto de agilizar la sesión.

Esto ha sido replicado duramente por el portavoz de Adelante Andalucía y coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, quien ha censurado la decisión de Bosquet una vez que los diputados ya habían comenzado a acatar el cargo desde el estrado pues, a su juicio, “supone una discriminación” entre unos y otros parlamentarios.

La presidenta del Parlamento, de su lado, ha propuesto que “en aras a esa igualdad”, cada diputado que quisiera añadir algo al texto habitual pudiera hacerlo pero desde el escaño. “No hay inconveniente en que lo hagan”, ha aclarado.

Maíllo ha insistido en que esto es “muy grave” y supone una “vulneración de derechos”, cuando ha abundado en que habiendo en la Cámara un grupo parlamentario que “quiere derogar la autonomía andaluza” -en alusión a VOX- querían “escucharlos” jurar o prometer el cargo, la Constitución y el Estatuto. Por contra, para el representante de Adelante Andalucía, Bosquet con esta decisión “blanquea a VOX”.

De su lado, y tras un duro rifirrafe que ha parado la sesión por unos minutos, la presidenta de la Cámara ha insistido en que la decisión de tomar posesión desde los escaños ya estaba tomada y que todos los diputados podrán añadir a la fórmula establecida “lo que quieran decir”, de modo que así “no se coarta nada en absoluto”.

No obstante, esto no ha sido bien recibido por los diputados de Adelante Andalucía, que incluso ha provocado que José Luis Cano Palomino, representante por la provincia de Jaén, se haya levantado hacia el estrado contraviniendo lo defendido por Bosquet.

Ella, por su parte, ha insistido en reclamarle que no se moviera de su asiento y que no desobedeciera el mandato de la Presidencia, si bien Cano Palomino finalmente ha prometido desde la tribuna, por “su conciencia y honor” y porque “es una obligación legal” ejercer con toda la dignidad el cargo, acatar la Constitución y el Estatuto “hasta que podamos cambiarlos para defender al 99% de la escuela publica del poder del dinero que reina en todo el mundo”.

Teresa Rodríguez se dirige a VOX

La mayoría de los diputados de Adelante Andalucía han añadido a la fórmula establecida para jurar o prometer el cargo y de acatamiento del Estatuto de Autonomía y de la Constitución, alguna declaración de intenciones relativa a la igualdad, a la libertad, los derechos de los trabajadores, de los inmigrantes, el campo, e incluso han tenido un recuerdo para García Caparrós, el joven muerto de un disparo tras la manifestación por la autonomía andaluza el 4 de diciembre de 1977 en Málaga.

Concretamente, Teresa Rodríguez, sin despegar la mirada de los diputados de Vox, sentados a su izquierda en la sesión constitutiva, ha afirmado que promete lealmente desempeñar el cargo de diputada del Parlamento de Andalucía y acatar la Constitución y el Estatuto, “y prometo defender a las personas más débiles de esta tierra frente a la cobardía del racismo, de la xenofobia, la transfobia, de la homofobia y del machismo”.

Por su parte, la mayoría de los diputados de VOX han jurado “por España” el cargo. El más profuso ha sido Rodrigo Alonso Fernández, parlamentario por Almería, que ha jurado con su “conciencia y honor” desempeñar fielmente el cargo de diputado y acatar la Constitución y el Estatuto “para Andalucía y todos los andaluces” pues considera que “es el único medio democrático y constitucional de cambiar el modo de hacer cosas, y no alentando a la sociedad para que vaya contra los que democráticamente defendemos nuestros derechos”.

Los diputados del PSOE-A, PP-A y Ciudadanos han prometido o jurado el cargo sin más problemas.

La presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, como ya ha hecho en ocasiones anteriores, ha optado por jurar, al igual que el líder del PP-A. El portavoz de C’s, Juan Marín, ha optado por prometer el cargo, mientras que Francisco Serrano, de VOX, ha jurado “por España”.