“Haz lo que digo no lo que hago” y “estos son mis principios, si no le gustan tengo otros” tan de moda hoy en día es muy criticado por aquellas personas atentas a la actualidad y, especialmente, a los políticos que venden una cosa y hacen la contraria y es lo que le ha pasado hoy a Monedero con el escrache a Errejón, a Echenique con su "chacha" contratada en B y al "Presi" con el casoplón de Galapagar.

Monedero ha publicado un tuit criticando a los jóvenes de izquierdas que han tenido un encontronazo con Errejón: “Tengo muchas diferencias políticas con @ierrejon, pero me parece una barbaridad que le acosen unos muchachos que ni le dejan hablar cuando está visitando una asociación a la que los diputados de @ahorapodemos habían apoyado antes. Que @CiudadanosCs quiera hacer ruido les delata.

Ya no se acuerda cuando Juan Carlos Monedero, cuando en su momento defendió, como Pablo Iglesias, que los escraches eran métodos necesarios para coaccionar a los poderosos y “jarabe democrático”

Las respuestas no han tardado en llegar y le han recordado sus contradicciones así como su pasado en el que él y sus compañeros protagonizaron escraches a quienes no pensaban como ellos:

Captura_de_pantalla_201-02-21_a_las_111

Captura_de_pantalla_201-02-21_a_las_117

Captura_de_pantalla_201-02-21_a_las_16

Captura_de_pantalla_201-02-21_a_las_1750