La pelea judicial para que Guadiana del Caudillo pierda su referencia franquista ha terminado. El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha ratificado que el Ayuntamiento no está obligado a cambiar el nombre del pueblo y que el catálogo de vestigios elaborado por el municipio fue aprobado por el pleno municipal y presentado en sede judicial.

 

La última sentencia, dictada el pasado día 22, rechaza así el recurso de apelación presentada por el portavoz socialista del Ayuntamiento de Guadiana del Caudillo, Francisco Moreno.

En ningún caso, el tribunal entra a valorar si el topónimo cumple o no con la Ley de la Memoria Histórica. Su argumento ya conocido es que no se cumple el requisito previo legal para iniciar el cambio de nombre, que es tener el respaldo de una mayoría cualificada de dos tercios o en su caso de la mayoría absoluta del pleno municipal (en Guadiana hay seis concejales no adscritos a ningún partido –tras su baja del PP– y cinco del PSOE) .

 

En cuanto al catálogo de vestigios, el Ayuntamiento ya lo presentó en sede judicial para cumplir con la sentencia del caso que le abrió el abogado madrileño Eduardo Ranz. El TSJEx entiende, por tanto, que el catálogo ya está hecho y aprobado en firme (no recibió alegaciones, pese a que el topónimo no se identifica como vestigio franquista) y por tanto, da por cumplida la sentencia.

 

Después de esto, el PSOE renuncia a seguir la batalla del cambio de nombre en el ámbito judicial. Fuentes del partido dicen que explorarán la vía administrativa, aunque confían en que tras las elecciones municipales de 2019 haya una mayoría suficiente favorable a eliminar la referencia de Franco en el nombre del pueblo.

Quien no está dispuesto a acabar con la guerra en los tribunales es el alcalde de Guadiana del Caudillo, Antonio Pozo. Tras la sentencia del TSJEx de octubre, que le obliga a retirar de la fachada del Ayuntamiento el escudo del Águila de San Juan y la placa que conmemora la visita de Franco en el plazo de tres meses, el Ayuntamiento va a recurrir la decisión ante el Tribunal Supremo.

El alcalde asegura que esta es la única sentencia que ha perdido. En el otro lado de la balanza, siete fallos a su favor, que utilizará para defenderse en el frente que tiene abierto con la Diputación de Badajoz por la cuestión de la subvenciones. De momento, ya ha recurrido las bases y el acto administrativo de denegación de las ayudas al municipio del Plan Dinamiza Extraordinario de este año, que ascienden a 90.000 euros, por no retirar los vestigios franquistas.

FUENTE:https://www.hoy.es/badajoz/tsjex-ratifica-guadiana-20181129221708-nt.html