Oh!, dónde quedaron romances de amor sobre tunos con bayonetas, 
dónde la piel de guerrero sobre celestes legiones que cubrió tú bandera,
 dónde esa risa de trueno que estremeció las estrellas,  
dónde marchó aquel sol que el horizonte no viera,
 dónde tú lágrima densa que en trincheras vertiera, 
dónde quedó el sentido de cruzadas en charcos  "en popa y a  toda vela"...!dime dónde Dios mío! !dónde!
...En esta larga noche
a luz de una vela, 
 espero a mis camaradas al resonar las trompetas,
  en un nuevo paso al frente,
como antaño ocurriera,
 para batirme en justa, por mi madre amada que huérfana se queda
 y nuevamente sus hijos, en guerra, se enfrentan por diablos y mezquinos que no entendieron la historia,
la escriben a su manera
 que otra vez se repite, al son de la ignorancia de una vida pobre
 gobernados por marionetas.
 
Todos hemos perdido, no hacen falta politicos dignos sino hombres, el ejército es un instrumento al servicio de la Patria, sírvase ella para su existencia o estamos condenados al abismo.
Al servicio de Dios y de España, un voluntario hacia el cambio,
Atentamente Antonio