Un grupo de amigos que ayer por la mañana salieron a practicar pesca deportiva por Cullera acabaron con una captura tan voluminosa como inesperada: un tiburón tintorera de casi tres metros y medio. Cuando los navegantes regresaban a puerto alertaron del hallazgo al 112, lo que acabó movilizando a la Guardia Civil para comprobar si se trataba de algún ejemplar protegido. Finalmente se determinó que no lo era y los pescadores pudieron disponer libremente de su tiburón, ya sin vida.

 

Según explicó uno de los pescadores, los cuatro aficionados salieron a primera hora de la mañana del litoral de Cullera con una embarcación de recreo de unos seis metros. Fue sobre las doce del mediodía, ya alejados de la costa, cuando los aficionados comprobaron que algo muy pesado estaba enganchado al anzuelo. Al estirar comprobaron que el animal era muy voluminoso y, aparentemente, estaba muerto o muy debilitado, pues no ofrecía demasiada resistencia.

 

Fue así como acabaron cargando un tiburón que ocupaba aproximadamente la mitad de la embarcación. Por la tarde, de regreso al puerto de Cullera, alertaron al 112, conscientes de que aquello no era muy normal. La llegada al puerto del navío de pesca deportiva estuvo acompañada de un enorme revuelo y asombro por parte de los testigos.


Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) comprobaron que el animal no pertenece a ninguna especie protegida. Y además, estaba ya sin vida. Las tintoreras, también conocidas como tiburones tigre, pueden alcanzar hasta cuatro metros de longitud. Está presente en casi todos los océanos y mares del mundo.

 

FUENTE: http://www.lasprovincias.es/comunitat/201606/05/cuatro-navegantes-pescan-cana-20160604235857-v.html?ns_campaign=jaqueton&ns_mchannel=manual&ns_source=facebook&ns_linkname=general&ns_fee=0