Ayer estaba hablando con un amigo por teléfono y se interrumpió la conversación con un: ¿qué haces? Y un grito de dolor. Un MENA le había pegado un puñetazo porque según él le había mirado mal, cuando mi amigo sólo paseaba por la calle. Mi amigo pudo escapar y hoy tiene todavía un fuerte dolor. Suerte que quedó en el susto, pues podía haber sido peor.

El otro día cuando iba por el Raval me rodearon tres MENAS y uno de ellos trató de quitarme el móvil. Pude reaccionar escabulléndome y los tres menas ser rieron por mi huída. ¿Qué querían, que me parase a hablar con ellos para que me quitasen el móvil? ¿Qué les plantase cara para que me denuncien por xenofobia?

A una vecina le quitaron el bolso un grupo de MENAS el otro día. No conozco prácticamente a una persona que no hay tenido un incidente con los MENAS en Barcelona.

A menudo los veo colándose en el metro, campan a sus anchas sin que el ciudadano se sienta protegido. A según que horas no se puede pasar por el Raval de Barcelona y barrios adyacentes. A veces veo que algún Mosso o policía los interroga, pero responden con chulería y salen de rositas.

Señores esto NO ES RACISMO, es una realidad. Queremos vivir en paz, no vernos amenazados por jóvenes sin oficio ni beneficio que vagan por las calles.

La Barcelona de Colau es de las ciudades en las que se producen más delitos y no se pone remedio para atajar la solución.

Ellos mismos grabaron un vídeo de rap en donde se jactan de un robo de un bolso.