No era un mitin. No era un acto. Era una visita personal del líder de VOX a las fallas de Valencia y fue a ver la corrida de toros.

Fotos, selfies, autógrafos y a la salida, la muchedumbre le acorraló mostrándole sus gestos de admiración. La ilusión que les ha generado, a los valencianos en este caso y tuvo que hacer el "paseíllo" al grito de "Presidente, Presidente".

Esperemos que los españoles lo demuestren en las urnas el 28 de abril ya que no es la primera vez que un líder político salía así de todos sus actos, pero el voto no se lo depositaban en los días de elecciones y tuvo que hacer una campaña en la que el lema era:"Tu aplauso un voto"

Si esto no pasa, está claro que el 28 de Abril será una marea verde: