Se trata de un joven de 25 años que está en prisión preventiva en Albacete por otro asesinato.

Al mejor estilo CSI y con el resultado -siempre positivo- de aclarar una muerte violenta. Agentes de la Guardia Civil de Murcia han identificado a un preso alemán de 25 años que responde a las iniciales S.A. como supuesto autor del asesinato de Timoteo Navarro, cometido el pasado 14 de enero en su finca, en el extrarradio de Jumilla.

El cadáver de Timoteo, de 62 años, fue encontrado apuñalado en su finca, en el paraje de Los Alberciales. Cuando le encontraron, tenía la cartera y el reloj, por lo que en principio se descartó el móvil del robo para el caso, que fue el primer homicidio registrado en la Región este año.

Al preso se le imputa también este crimen después de que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses analizase todas las pruebas remitidas en torno al caso jumillano, y realizase las pruebas de ADN del ingresado, según las cuales coincide la identidad genética como la del autor del asesinato ocurrido en Jumilla.

Según informó un portavoz de la Policía Judicial de Murcia, ambos casos tienen el mismo modus operandi, ya que fueron realizados «con el mismo tipo de arma blanca y con el mismo ensañamiento». Las muestras de ADN fueron recogidas de las dos navajas de unos 7 centímetros de hoja con las que supuestamente se cometieron ambos crímenes, así como de varias prendas de la víctima.

Los agentes encargados de la investigación fueron comisionados por la autoridad judicial el pasado miércoles para trasladarse hasta el centro penitenciario de Albacete, donde está en prisión preventiva, e imputar al interno como supuesto autor del asesinato cometido en enero.