VOX se convierte en la gran sorpresa de las elecciones andaluzas, al irrumpir en el Parlamento andaluz con entre 12/13 diputados.

La formación que preside Santiago Abascal lograría escaños en todas las provincias con la única duda de Huelva y altera no sólo el equilibrio en la derecha andaluza, sino en todo el espectro político autonómico, hasta el punto de dejar en el aire la gobernabilidad en la comunidad.

VOX se pone en una situación inmejorable para las elecciones próximas a nivel europeo y nuevamente en el resto de las Comunidades Autónomas. A parte de los escaños hay que valorar que VOX ha conseguido 370.000 votos en Andalucía.

El PP sigue en su línea de pérdida del norte y está celebrando sus perores resultados en Andalucía desde el año 90.