No tengo la menor duda que Pedro Sánchez y todo su equipo de gobierno nos han tomado a los españoles como auténticos anormales, completos gilipollas y tontos de baba. Están convencidos de ser superiores, más listos que nadie y, que se pueden reír de todos sin ningún recato.

 

Todo esto es un  teatro montado con el único objetivo de mantener e incrementar lo más posible esos militantes radicales, incultos, unos comprados con puestos de trabajo a dedo, y otros con dinero de todos los españoles con subvenciones y facilidades imposibles de alcanzar si no vas con el voto en la boca.

 

En realidad, a mí, ni a mis camaradas, ni a mis amigos, es imposible que nos engañe (ya lo hizo Rajoy en su momento), el peligro de su magia está sin duda en la incultura, en la mediocridad, y en los oportunistas dispuestos a recibir subvenciones y favores rentables como Tirios de hoy, que pululan siempre cercanos al poder.

 

Al igual que en la II República, Largo Caballero, personaje muy similar como político y como persona a usted, aclamó la falsa separación de poderes y la radicalización contra la Iglesia Católica, asuntos de socialistas radicalizados, amigos en principio de anarquistas, hoy llamados antisistema y en Cataluña CDR. Por ello, no nos cabe la menor duda de que en su separación de poderes con el poder judicial, ha conseguido que le echen una manita para la exhumación e inhumación de Franco, las generosas sentencias muy políticas del “procés” y muy importante, (sin su intervención claro está), la ayudita del juez Prada (ahora le ha generado problemas) para realizar la moción de censura, que de esos barros vienen estos lodos. Gracias a Dios, como Vd. Dice; vivimos en una democracia .

¡¡Ole mi niño!!

Pensando en sus tejemanejes diarios, me ha venido a la memoria aquella frase de un político alemán, que decía: “Miente, miente, miente, que algo quedará y cuanto más grande sea la mentira, más grande la creerán”.

En esto es Vd. campeón.

Pero no sé si en algún momento, algún “avispao” de su equipo, le ha hablado de la diferencia que existe entre “batalla y guerra”, pregunte, le interesa.

Para finalizar quiero recordarle aquello que nos comentaba el querido Fray Justo Pérez de Urbel, que oyó a una madre de dos milicianos, que les decía, “perderéis la guerra, porque vosotros destruís iglesias, ellos las construyen. Es natural que Dios les ayude.

Sánchez, piénsatelo…

 

¡¡Viva Cristo Rey!!

¡¡Arriba España!!

CAFE

Eduardo Olivares Gª Arnau