Con esta derrota, el Real Madrid podría perder de nuevo la tercera plaza si mañana el Valencia gana en San Mamés. Entre bajas por lesión y rotaciones, Zidane salió sin siete titulares habituales. Su objetivo está en la Champions, donde dentro de una semana visitará al PSG para buscar el pase a cuartos de final, donde y aunque se gane no podrán este año borrar la vergüenza que estan sufriendo sus seguidores en la Liga y no se podrá olvidar la mala gestión de Zidane en el manejo de la plantilla.