Sánchez continua haciendo uso de todos los medios de los que dispone como presidente del gobierno sin ningún tipo de escrúpulos, aunque ello suponga una grave irresponsabilidad.

El presidente del Gobierno utilizó recientemente el único helicóptero de rescate de la Guardia Civil que trabajaba en la búsqueda del hombre de 34 años desaparecido en un torrente de Mallorca. La aeronave, bautizada como el «Cuco» de la Guardia Civil, fue hurtada a las intensas labores de búsqueda para satisfacer las necesidades de transporte de Pedro Sánchez, según ha confirmado ABC a través de varias fuentes que trabajan sobre el terreno.

El helicóptero del Instituto Armado estaba siendo fundamental, pues sobrevolaba la zona de la desaparición y el litoral, ante el temor de que el deportista hubiera llegado al mar arrastrado por los efectos de la borrasca Gloria. Pero el «Cuco» no pudo hacer su trabajo el jueves, pues fue destinado al servicio de Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno había estado la víspera sobrevolando el Delta del Ebro en otro helicóptero de la Guardia Civil. El jueves voló a Palma en el polémico Falcon, pero lo hizo con retraso. Tanto que, cuando llegó, el helicóptero de la Guardia Civil llevaba dos horas parado en el aeropuerto de Son Sant Joan, sin aviso previo, mientras guardias civiles y otros efectivos buscaban a David sin este medio fundamental.

El jefe del Ejecutivo se subió al «Cuco» y voló hasta el municipio de Capdepera que, además, está en la otra punta de la isla respecto al lugar en el que se busca al deportista. El vuelo duró apenas 23 minutos. En coche habría tardado unos 50. Una vez en su destino, sobrevoló la zona de Cala Rajada durante unos minutos para comprobar por sus propios ojos el estado del lugar tras el paso de la borrasca. En tierra saludó a las autoridades, atendió a los medios y volvió a Palma en el mismo helicóptero.