Vox ha decidido pedir la revisión general de todas las urnas de España tras las recientes elecciones del 28-A. La decisión se ha adoptado tras confirmar la existencia de una bolsa de decenas de miles de votos nulos, entre éstos nada menos que 40.000 papeletas en la Comunidad Valenciana.

Tal y como explicaron ellos mismos, este porcentaje de voto nulo les resulta inusual y “demasiado” alto. Además, según detalló Llanos, existe constancia de que “muchas papeletas” de Vox aparecieron “dañadas” durante la jornada electoral en diferentes colegios valencianos.

En Valencia, Vox ha pasado de 1.459 votos en 2016 a casi 55.000, con dos escaños, lo que supone “haber doblado las encuestas” y ser la segunda organización provincial que más representación aporta a Vox, tras Madrid (5 diputados). Y ello, pese a la actual denuncia.