El concejal de Medio Ambiente del ayuntamiento de Talamanca de Jarama, Carlos Roldán se defiende ante las acusaciones FAPAM afirmando que el ayuntamiento intento “no levantar ruido” para no perjudicar las posibles investigaciones. Explica que cuando se estaba negociando la inspección con SEPRONA y el Área de Protección Animal de la Comunidad de Madrid estalló el caso en los medios de comunicación, “rompiendo el sigilo mantenido por su ayuntamiento”.

Roldán ha explicado que aceleró la información oficial de las inspecciones para frenar “el tono de comentarios y descalificaciones emitidos en redes sociales contra la empresa” y para tranquilizar a los amantes de los animales. Para Roldán tanto en las redes sociales como en la prensa ha prevalecido por su ausencia la presunción de inocencia.

El concejal de Medio Ambiente reitera su compromiso con los derechos de los animales, y dejando a un lado su opinión personal, se atiene al acta de inspección del SEPRONA.

Roldán ha explicado también que en los municipios pequeños como Talamanca del Jarama los recursos son muy limitados y marcan los tiempos y los trámites. Explica de forma pormenorizada y cronológica las gestiones realizadas y el tiempo en que tardaron desde que recibió la denuncia hasta que coordinaron a SEPRONA y Comunidad de Madrid para hacer la inspección de forma conjunta.

FUENTE:http://cadenaser.com/emisora/2016/12/27/ser_madrid_norte/1482857774_054467.html