Últimamente estoy con ganas de ir a ver una buena película, pero es pasar por la zona de la cartelera y se me quitan las ganas de entrar. Sobre todo tirando de los tiempos en los que estaba gobernando el zapaterismo. La cultura en esos tiempos de tornó un tanto propagandística, poniendo trabas a películas como “la mula", película que tardó demasiado tiempo en estrenarse y todo debido a que su protagonista combatía en el bando nacional. Para quien no lo sepa, es una película que habla de la guerra civil Española y su protagonista no es más que un simple hombre de campo, eso sí, luchó en el bando nacional y eso ya…. Pero luego teníamos la película del "laberinto del fauno". Fantasía infantil adornada con puntos históricos que rozan lo propagandístico, siempre del lado del sistema imperante en ese momento , claro. Que tiempos aquellos del zapaterismo ¿Verdad? 

Luego vino la derecha y con ella su escaso nivel cultural, no lo olvidemos. La cultura con el Partido Popular es algo difícil. Sobre todo acceder a ella. Uno hecha de menos las obras de teatro y las buenas películas. Aquellas que sobre todo, hablaban de historia. Pero de la historia tal como fue. Desde hace años se ha cogido la manía de querer imitar a los “Yankies” y su propaganda cinematográfica a la hora de querer contar “su historia” , con más sombras que luces. La cultura cuando cae en manos del sistema, pasa a ser el aparato de propaganda de este. Luego, es fácil poder con ello, manipular a las masas. Ahí fallan los de Vox, cuando dicen que el cine está en manos de los “progres” si, eso es verdad, ahora mismo. Pero, ¿Si gana vox? ¿Dará libertad a la hora de exponer la cultura al pueblo? Libertad para contar la verdad.

Que no se nos pinte todo de un patriotismo de pandereta y de chonismo, ni de un progresismo extremadamente faltón y demagógico. Los que buscamos una cultura para el pueblo, lo tenemos extremadamente mal. Por todos estos individuos que se mueven desde arriba. Lo vemos a diario. Y tenemos que recurrir a ferias de libros y recitales, casi a escondidas. Esos que tanto molestan tanto a derechas como a izquierdas. Es lo que tiene decir la verdad…