Los jefes en la Junta de Andalucía dicen que para qué se van a ocupar ellos de ocultar los fraudes, si tienen a los jueces comprados, los fiscales son sus perros y comen de su mano.

El pasado Lunes 7 de octubre, el Consejo de Ministros de la Unión Europea celebrado en Luxemburgo, aprobó la “Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión”, más conocida como de protección a los alertadores o denunciantes de corrupción. Esta Directiva es consecuencia, en primer lugar, del interés especial por parte de la Unión Europea en abordar la necesidad de reforzar la lucha contra la corrupción en el seno de la Unión Europea y, en segundo lugar, de la lucha titánica y encarnizada que los diferentes denunciantes de infracciones y violaciones del Derecho de la Unión, vienen llevando a cabo desde hace años. Tiempo en el que además, se han tenido que enfrentar en muchos casos, con represalias y venganzas de aquellos a los que estaban denunciando, normalmente oficiales públicos o asimilados, con mucho más poder que ellos y que, al encontrarse descubiertos y denunciados, ponían en marcha todo tipo de acciones destinadas a conseguir quedar impunes. Aunque en el intento las vidas profesionales, personales y familiares de los denunciantes quedaran destruidas.  

En Europa, sólo 10 países de 28 ofrecen una protección jurídica completa a los denunciantes: Francia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Malta, Países Bajos, Eslovaquia, Suecia y Reino Unido.  En los países escandinavos la protección del denunciante es una cuestión básica desde hace años. En Italia aprobaron una Ley Integral contra la Corrupción en 2012 y crearon la Autoridad Nacional de Lucha contra la Corrupción. Sólo estos países de la Unión ofrecían una cobertura a aquellos ciudadanos que decidían dar un paso adelante, salir de su zona de comodidad personal y poner de relieve y denunciar  a funcionarios, empresarios y organizaciones o empleados que estaban, con sus actuaciones violando la Ley. España incorporó a su ordenamiento jurídico en 2006 la Convención de Naciones Unidas sobre la corrupción de 2003, sin embargo, la realidad es que aquello no se concretó en medidas que pudieran proteger a denunciantes, ni tampoco se creó un estatuto de indemnidad para aquellos que hubieran participado en procesos de corrupción y estuvieran dispuestos a denunciar los hechos. A la vista de todo lo anterior, tanto el Parlamento Europeo, como la Comisión Europa pusieron en marchas los mecanismos necesarios para que, en el ámbito de la Unión Europea, aquellos ciudadanos que denunciaran infracciones del derecho de la Unión, quedaran protegidas. Cristalizó en la Directiva que fue aprobada el pasado Lunes (https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=CELEX%3A52018PC0218). En los próximos días, iremos poco a poco trayendo a nuestros lectores los testimonios de diferentes denunciantes y alertadores de infracciones del Derecho de la Unión Europea. 

 

Hoy  les presentamos a Don Jaime González, funcionario de la Comunidad Autónoma de Andalucía

¿Quién es Jaime González? Para aquellos que no le conocen. 

Tan solo soy un cowboy solitario que está lejos de su hogar.

¿Cómo? ¿usted es muy bromista?

Lo cierto es que me hubiera gustado que mi identidad no se hubiera conocido, no haber dejado jamás de ser una persona anónima, pero ya no tiene marcha atrás.

Soy tan solo un funcionario de carrera, como muchos que hay en la Jungla de Andalucía.

¿Qué es la Jungla de Andalucía?

Un apodo “cariñoso” que algunos funcionarios le hemos puesto al sitio donde trabajamos y que todos los demás conocéis como Junta de Andalucía. 

Se lo pusimos porque en la Junta no se respeta ninguna ley y los políticos hacen lo que quieren… Advierto que no es un invento mío, pero creo que es la denominación que mejor se le amolda.

¿En qué consiste o consistía su trabajo?

Mi trabajo estaba en la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente, pero unos jefes míos del PSOE que, por cierto el nuevo gobierno en vez de defenestrar han ascendido, se le ocurrió mandarnos a unos cuantos funcionarios de la delegación al Servicio de Contratación de los Servicios Centrales. Todo eso porque allí no quería estar nadie, a la vista de la corrupción que había por todas partes. Y nos mandaron allí, yo creo, porque éramos de los funcionarios con menos agarraderas que vieron. Yo entiendo que se pensaron que seríamos los más dóciles, y que cuando llegáramos, firmaríamos más fácilmente todos los fraudes que ellos quisieran.

¿Hay mucho fraude en su trabajo?

Bueno, durante mis 5 años allí, yo habré visto decenas de contratos… y no ví más porque al poco me quitaron todas mis funciones y me dejaron sin trabajo. Pero de los que estudié, me cuesta pensar uno o dos en que no viera ningún tipo de fraude o ilegalidad. 

Además, al poco tiempo de llegar, me pusieron a un jefe que en vez de hacer por tapar los fraudes, le gustaba que se vieran más. Y estamos hablando de fraudes –los que abarcan a estos contratos- que pueden suponer cientos de millones de euros. Que no quiero que parezca que esto que digo no tiene repercusión ninguna.

¿Cómo que le gustaba que se vieran más los fraudes?

Claro. Mis jefes en la Junta dicen que para qué se van a ocupar ellos de ocultar los fraudes, si tienen a los jueces comprados, los fiscales son sus perros y comen de su mano. 

La frase que dijo una vez la jueza Alaya de que los fiscales eran los perros de los políticos y no hacían nada si un político no se lo decía, no es una invención de la jueza Alaya. La he escuchado muchísimas veces antes en el entorno de la Junta de Andalucía. Dicha por mis jefes, que se supone que son los afectados, desde hace muchos años. 

Nadie se puede imaginar la cantidad de asuntos que he visto entre mis jefes y jueces y fiscales, y eso que yo nunca he estado en sitios que sean centros de mando especiales. Nunca he sido amigo de un Alto “Cargo” o una Alta “Carga”, ni me han llamado a las reuniones de los Consejos de Gobierno. Pero es tan clara y evidente la corrupción en la Junta, que quien ejerce poder llega un momento que confunde la corrupción con lo normal y hablan de ello como si no pasara nada. 

Si al llegar allí ves una corrupción inmensa, ves que los mismos corruptos te lo enseñan porque lo han normalizado, entonces, tú te preguntas: en realidad ¿cuánto hay, si seguro que a ti solo te están dejando ver la punta del iceberg y eso, porque no lo pueden evitar?.

Es difícil imaginarse algo cómo lo que está usted narrando. Eso supondría que las administraciones, en este caso la Junta de Andalucía, funciona como si fuera una mafia.

Si es lo que es. Pero yo creo que la gente yerra si pone el énfasis en la corrupción de los políticos. Es algo de lo que me dí cuenta al poco de llegar a la Junta. Antes era completamente ajeno de estos temas y me tragaba todos los cuentos que me quisieran contar en los medios, como por ejemplo que la corrupción es algo muy concreto que solo afecta a unos cuantos golfos.

Al poco de llegar a mi puesto de trabajo, ya ví una corrupción generalizada. 

Y eso que, como le decía antes, me pusieron al principio en un destino en el que, supuestamente, no había mucha corrupción… pero mis compañeros de otros lugares me lo iban contando. Por poner un ejemplo, la primera vez que escuché lo de los ERES, fue porque mis compañeros de academia decían que les habían destinado a la Consejería de Hacienda de Magdalena Álvarez y a un jefe de ellos se lo habían cargado por no querer firmar lo del programa 31L: el fondo de reptiles. Lo de la corrupción, lo sabe todo el mundo…

Luego, cuando me tocó a mi pasar por destinos “turbulentos”, mis jefes, para coaccionarnos a todos, nos decían la frase típica de que no teníamos donde recurrir, porque el único sitio que podría pararles eran los juzgados y tenían en nómina a muchos en el Poder Judicial. 

Me dí cuenta perfectamente que eso tenía que ser así y que no era ningún engaño –como el resto de personal-, primero, porque se les veía totalmente tranquilos. El grado de corrupción era tan grande que era imposible que los jueces, fiscales, policías, etc. no lo vieran… y segundo, porque ya desde entonces pude ver los tejemanejes que tenían con concretos jueces, fiscales, mandos policiales, etc. que tampoco se ocultaban mucho en disimularlo. 

Para mí todo eso fue indiciario de que, aunque yo viera esas prácticas con pocos jueces y fiscales pero con nombres y apellidos, en el fondo tenía que haber muchos más en el ajo y pillando por otra parte. Fíjese que yo estaba en una Consejería, pero había 9 Consejerías más, y encima no estaba en los estratos más altos del poder y…. lo estaba viendo. ¿Qué no pasaría más arriba y en el resto de organismos oficiales?

¿Eso que usted cuenta lo ven todos sus compañeros?

Claro, pero mucha gente lo niega. Solo te lo reconocen en privado. Tenga en cuenta que en la Junta de Andalucía trabaja mucha gente inteligentísima y pasamos allí muchas horas. Claro que se dan cuenta, pero nadie lo puede reconocer, so pena de que estén dispuestos a soportar todo tipo de atropellos y venganzas. 

Te has de hacer el tonto. Casi todo el mundo se lo hace. Yo mismo me lo tengo que hacer el 99,99999% del tiempo. No puedo estar todo el rato hablando de estos temas… si lo hiciera, me dejaría de hablar todo el mundo. Nadie quiere que la tomen con él. Y además, han logrado que cunda la sensación de que no se puede cambiar nada. Que es algo generalizado. Que es el sistema y que cambiar el sistema es una tarea imposible. 

¿Entonces para usted cuál es el problema?

La verdad, es lo que estaba intentando decir, pero me he ido por otros derroteros. 

Mi teoría personal es que la personas de bien debemos empezar a olvidarnos de la corrupción política, y empezar a ver más allá. Desgraciadamente la corrupción siempre va a existir, los políticos siempre van a robar, más evidentemente o menos. Ahora hay una preocupación muy clara sobre la corrupción política pero llegará un punto, cuando la gente se dé cuenta que no hay solución, que la gente se auto inmunice frente a las noticias y muestre indiferencia de nuevo. 

El problema no es la corrupción política, sino la corrupción judicial. 

Los políticos roban porque los jueces están en el ajo con ellos, porque España entró en la democracia, pero el poder judicial sigue igual que siempre. A los políticos los podemos cambiar cada 4 años, pero ¿cuándo se cambia a los jueces? Los jueces son los que tienen más poder de España, mucho más que los políticos, porque los políticos se pueden ir al paro, pero los jueces y fiscales no. Esos señores tienen el poder de meter a alguien en la cárcel, que es lo peor que se le puede hacer a una persona, pero tú no sabes a qué objetivos responden, porque tú no los has elegido.

La gente está equivocada en ciertos aspectos. Se piensan que hay corrupción porque las personas somos malas por naturaleza, pero yo no me voy a meter en aspectos filosóficos. Las personas a lo mejor pueden ser muy malas, pero si hay buenos sistemas eso se puede corregir. Las personas volamos, y sin embargo no tenemos alas, porque tenemos buenas máquinas. 

Por otra parte, ya hay otro grupo de gente que es todavía más minoritario, que se ha dado cuenta que la solución al problema de la corrupción radica en la independencia judicial. Y no van mal encaminados, pero bajo mi punto de vista están equivocados. 

El problema no es que los jueces de arriba son los que nombran los políticos… los jueces no se venden por eso, si la diferencia retributiva entre los jueces de los tribunales de arriba y los de abajo es nimia. La mayor diferencia está entre juez y magistrado y eso va por antigüedad. Es verdad que los jueces se matan por llegar a los escalafones superiores, pero es porque los sobornos que te pagan por estar en los tribunales de arriba es más alta que en los de abajo, evidentemente. 

Estamos viendo por ejemplo que se está diciendo que a un magistrado del Tribunal Supremo le sobornaron para echar a otro juez… seguramente le sobornaron a él porque era el que estaba en un tribunal superior y era el que decidía, no sobornarían al juez del Tribunal de abajo porque para qué…pero fijaos que no se matan por llegar a tribunales superiores para ganar más dinero, si no para que les sobornen más. 

Un juez que se deja sobornar de esa manera, de ser cierto, ya venía corrupto desde el principio, desde que ingresó en la carrera judicial. 

Los jueces quieren llegar arriba porque ya están corruptos hasta la médula y quieren más, pero no porque los políticos hayan corrompido a nadie. 

Lo que hay que buscar es algo para controlar a los jueces, no para controlar lo que los políticos le tienen preparado a los jueces. 

Para que los jueces sean tan corruptos, los sobornos que les dan no deben estar al alcance de cualquiera. No es que tú le metas una propinilla de 1.000 euros en un sobre y ya.

Sin embargo, no hay nada para controlar a los jueces en nuestra democracia, porque nuestra justicia es antidemocrática. Es un corpúsculo cerrado y sombrío.

Si queremos cambiar algo, debemos empezar por la Justicia. Que los jueces tengan algún control por parte de la gente, y entonces los políticos no tendrán esa sensación de impunidad inaudita que tienen. Sensación de impunidad que luego se demuestra que era verdad, cuando les toca a los jueces y fiscales hacer algo. 

Como le decía, la corrupción de los jueces está en el origen de la corrupción más gruesa.

¿Nos puede contar algo concreto de los jueces y fiscales de Andalucía que usted haya visto?

La verdad es que yo huyo de lo morboso. Además, no debo contar nada por seguridad. Como he dicho, los jueces y fiscales son las personas con más poder de España, como me ponga a revelar datos la van a tomar conmigo, más aun, y no debería. 

Pero me extraña mucho que la gente me haga esta pregunta. Si es que muchas de las cosas que yo he visto, han afectado a mucha gente, y me sorprende que la gente no se haya dado cuenta de lo que le han hecho. Y muchos jueces son reincidentes una y otra vez. Ya digo que hay mucho miedo a hablar de jueces y fiscales, ni a los que fastidian se atreven mucho a hablar por miedo. Sin embargo, no hay mucho miedo a hablar de políticos, señal de lo que realmente pasa.

Yo me he dado cuenta que los políticos cuando se ponen tan déspotas es porque saben que muchos jueces y fiscales les apoyan. Y entonces es cuando a empiezan a esparcir sus maldades. Y al que se pone por medio, le mandan a sus jueces y fiscales que son los modernos sicarios.

Hay una serie de personalidades y gente relacionados con ellos que empiezan a moverse y al que se opone a sus planes o está en medio, le aplastan. Estoy seguro que mucha gente se ha tenido que dar cuenta, pero no hablan por miedo, porque lo que también es probable es que no hayan visto que hay más afectados como ellos.

Mirad, yo me he dado cuenta que hay jueces, que cuando quieren joder a alguien, le ponen una fianza de millones de euros por cosas nimias. Luego, la persona que sea ganará o no, pero a ti pidiéndote esas fianzas y con los consiguientes embargos, ya te han jodido la vida. Y no solo se lo han hecho a una persona o dos que eran incómodas con el poder. Y muchas veces son los mismos jueces.

Luego, hay jueces que impiden a compañeros investigar cosas de ciertas empresas, y esos jueces y sus familias tienen relaciones con esas empresas. Esas empresas han robado millones de euros de la gente. No es que los políticos se lo han llevado, ha sido los políticos y los jueces. Y ningún periodista dice nada, a pesar de que es algo bastante conocido.

Yo he visto a jueces que hacen sentencias muy favorables a políticos, y esos políticos les sacan millonadas a empresas de testaferros de los jueces y fiscales. Es extraño que los bancos no llamen a sus departamentos de blanqueo cuando a empresas de ciertas personas muy cercanas a los jueces y que acaban de crear hace dos días, les sacan esos contratos y subvenciones, o que los propios interventores no pongan reparos. Aunque, bueno…  si se hace a través de la administración paralela donde no hay intervención…

Es raro la cantidad de organizaciones no lucrativas donde están los jueces, fiscales, políticos manchados por la corrupción y banqueros mezclados. Yo eso no lo veo sano. También hay muchos despachos de abogados metidos ahí que se vanaglorian de hacer planificaciones fiscales de estas agresivas que muchas veces comprenden paraísos fiscales. ¿los jueces no deberían estar en asociaciones no lucrativas donde todos sus componentes fueran honorables?

No veo sano que haya tantos fiscales que trabajen en despachos de abogados que luego son los que siempre defienden a los políticos corruptos. Puede dar la impresión de que se aprovechan de sus contactos en la Judicatura para que los políticos ladrones se salgan con la suya. Su trabajo no parece el de estudiar las leyes sino el de conseguir.

También resulta inaudito que haya personas con empresas y con ciertos intereses cuya vinculación con jueces resulta conocida, y casualmente los casos que afectan a esos intereses siempre caen en esos jueces con los que tienen vinculación. ¿En los juzgados no había un turno de reparto con unas reglas? Y luego ¿a los afectados nadie les ha dicho nunca lo que había en su caso?, ¿por qué frente a estos intereses, los juzgados te hacen perder siempre? ¿me lo tienen que preguntar a mí? 

Yo creo que hay mucho miedo y mucha gente que todavía tiene algún tipo de fe en la Administración de Justicia, aunque seguro que la perderán. Lo de los andaluces con su Justicia se llama indefensión aprendida.

Es impúdico que los jueces tengan sus sueldos, pero que luego se saquen el doble dando clases en academias y escribiendo libros. Además, hay un rumor de que muchas veces les pagan en B. Con lo que cobran en esas academias, es muy difícil que ningún negocio sea rentable. Las academias y editoras las llevan gente relacionada con la política y gente que se vanagloria de tener controlados los juzgados.

Es deshonesto que a los jueces se los lleven a dar jornadas y cursos gente que tiene intereses habituales en los juzgados y ninguno bueno. Normalmente son chorizos de guante blanco y políticos. También van periodistas que luego no informan de la corrupción, incluso difaman a los denunciantes, y peritos fiscales que luego han de informar los casos de corrupción.

Es indecente que las personas que deberían controlar lo que hacen los jueces para disciplinarlos, son los primeros que los meten en estos caminos y van de la manita con ellos.

Es sorprendente que haya entes creados por los jueces que parecen la tienda de ultramarinos de mi barrio, donde todo el mundo va a pedir.

Es deplorable que los jueces se vayan de juergas a sitios exóticos y luego lo que hayan hecho en esos sitios lo tengan grabado. Además, ¿quién les pagaba esos viajes? 

Es esclarecedor que a los jueces les paguen por dar cursos despachos de abogados y grandes empresas con los que luego tendrán pleitos. Yo no puedo pagarle esos cursos a los jueces, espero no deberle ningún recibo a esas empresas, y que no me encuentre nunca en frente a esos despachos, aunque lo veo difícil, porque están por todas partes.

Es inmoral que el 90% de los familiares y queridas/os de los jueces estén trabajando en la administración paralela de la Junta. Los jueces en muchos casos se sacaron unas oposiciones muy duras, pero sus familiares no se quieren presentar a ninguna, aunque parece que es como si sus familiares ya aprobaron cuando aprobó el juez. A lo mejor luego les toca juzgar cosas que hicieron sus familiares. Lo malo es que no hay interés en que se haga pública la lista de personas que trabajan en la administración paralela y a la que todos pagamos. No creo que ningún familiar de un juez esté en el paro, aunque sea el tío más incompetente del mundo. Y tampoco creo que esté en cualquier trabajo.

Es muy grave que los jueces encarguen trabajos a peritos y forenses que tienen interés en los asuntos y su vinculación es por todos conocida.

Me encantaría ser socio de ciertos clubs donde los jueces y fiscales van, y se sabe que su chupipandi en esos clubs la componen políticos y empresarios a los que luego han de juzgar. Lo digo porque hace mucho que no me baño en una piscina, a ver si me invitan.

Es indigno que haya empresas y despachos de abogados que sirven de puertas giratorias para jueces y fiscales y sus allegados, y luego esas empresas y despachos están relacionados con toda la financiación irregular de los partidos.

Como veréis, es difícil que algún juez no esté metido en algo de esto y sea limpio. A los honrados son fáciles de conocer, porque son los que ponen verde sus compañeros.

Mucho miedo a los jueces en España es lo que hay. No a los políticos. A quien hay miedo a insultar, es quien maneja la situación. Los jueces españoles son de la Edad Media.

Es incompresible que Andalucía haya recibido como no sé cuántos “planes Marshall” de fondos europeos, y lejos de converger con otras regiones, hayamos decrecido. Todo se debe a la enorme corrupción que hay y que conocemos todos. Es imposible que todo ese dinero se haya tirado, si los jueces y fiscales no estaban en el ajo. Mirad lo que tienen los jueces y ved si tienen lo que le correspondería de sus sueldos o mucho más. 

A los jueces y fiscales sí les ha repercutido positivamente la llegada del euro, por así decirlo. Ellos no se han quedado fuera del tren de la Unión Europea, como la mayoría de andaluces.

¿Cuántos políticos hay en Andalucía metidos en la cárcel por corrupción? Si la corrupción en Andalucía es enorme. ¿los jueces y fiscales anticorrupción aquí, qué hacen? Además, nos engañan como bobos, nos ponen de ejemplo el caso de los ERES, donde hay dos expresidentes imputados. Sin embargo, os debéis dar cuenta que aunque se ha robado miles de millones, lo que le piden no son penas de prisión. Y además, no debemos perder de vista que el resultado de ese procedimiento judicial en el que se investigan los ERES, se debe fundamentalmente al esfuerzo de una juez determinada. Y los demás jueces y fiscales han ido a por ella.

Los jueces y fiscales no pueden decir que es por falta de denuncias, porque en Andalucía es donde existen el mayor número de denunciantes de corrupción, y los jueces lo que hacen es macharnos a nosotros. 

Voy a poner un ejemplo práctico. El juez del número 9 de Sevilla D. Juan Jesús García Vélez, es el que instruye el asunto de la UGT. Ese juez es el responsable, después de que los fiscales insistieran en quitarle el caso a la jueza Mercedes Alaya. Yo no he visto en mi vida que la gente se pelee por trabajar más pero bueno, ya algo se detecta. Pues lo coge, y se pasa el caso un año paralizado. ¿Para qué se lo han quitado a la jueza Alaya entonces? Seguro que no se está haciendo nada, lo están dejando morir solo. Encima, esos fiscales son los mismos que intentan destrozar a Roberto Macías, el testigo cualificado.

El juez del nº 9 es un hombre joven, no ha estado siempre en Sevilla, pero ya tiene un gran historial de casos resueltos a favor de los políticos corruptos. Cerró la investigación del amaño de las ambulancias de Andalucía, cuando incluso desde otras comunidades han acudido a mí gente a contarme barbaridades de esos trabajos. Cerró la investigación de un alcalde del PSOE que se había cargado un yacimiento arqueológico, y el alcalde tenía la sentencia antes de que el juez la dictara, para que veías que ese juez es experto en física cuántica.  Medio mundo discutiendo si los americanos han conseguido la supremacía cuántica, y no se ha enterado nadie que la inventó hace años el PSOE y el sr. García Vélez en el juzgado número 9 de Sevilla. Como siempre desde fuera nos quitan nuestros méritos. 

Nadie le investigó, ni siquiera la fiscalía como tenía la obligación, por el caso de la filtración. Es el mismo juez que me tocó a mí -dos denunciantes seguidos, qué casualidad- y todo el mundo al que he preguntado en Sevilla me ha comentado que esto no podía ser casualidad y que además había tenido muy mala suerte. Todo el mundo en Sevilla sabe la forma de actuar de este juez, para que se vea que nadie engaña a nadie. Si se quisiera, se podría cambiar todo porque todo el mundo lo sabe. 

El mismo interés que puso la fiscalía en recusar a la jueza Alaya no lo puso en mi caso con el Ilmo. Sr. García Vélez. Menos mal que al juez del 9 por lo menos a veces le da por meditar y escribir libros. Ahí es cuando recupera su templanza.

Para finalizar, ¿quiere decir algo más?

Lo más grave no son los casos concretos de corrupción de cada juez. Lo más graves es que la corrupción judicial sea la norma. 

Con todo el dinero que hemos recibido, lo lógico hubiera sido converger con las demás regiones, aunque por otro lado los jueces se hubieran puesto la botas.

El problema esencial es que en Andalucía no se avanza, no porque haya mucha corrupción judicial, que la hay, en forma de prebendas. No se crece porque los jueces y otros poderes fácticos han decidido que no se crezca. Les gusta o les interesa más una sociedad andaluza hundida y destrozada, que una sociedad avanzada, aunque ellos también se podrían aprovechar. 

En Andalucía no es que roben el dinero, es que lo queman. Hay una serie de poderes en la sombra, de los que los jueces y fiscales también forman parte esencial, que son una gente enferma y con mala cabeza. Esos prefieren darle la razón siempre a un enfermo como ellos que a la gente normal, aunque sean corruptos. 

Fíjense en el sr. De Llera, Consejero de Justicia de Susana Díaz y además Fiscal, uno de las personas más influyentes en Andalucía y con más amigos en su trabajo. Para mí es el paradigma del mal de Andalucía y encima, los demás estaban todo el día animándole a hablar y agitándole constantemente. Hacían ostentación de la forma de ser de este señor. Ese señor no es que se quiera cargar a la jueza Alaya por investigar la corrupción de sus amigos y puede que de él mismo, no, es algo más profundo. Las cosas que decía no son cosas que dice un mal profesional, son cosas que dice una persona profundamente enferma. Y encima siendo Consejero de Justicia por el partido SOCIALISTA y OBRERO español, algo de lo que hacía gala. 

Este señor y los que le agitan, en el fondo y no tan en el fondo porque se les ve a la legua y ellos presumen de ello, tienen un odio enfermo y profundo por cualquier cosa buena que salga en Andalucía. Quieren ver a todo el mundo amargado y hundido, para luego ellos salir y tener una excusa para tratarlos todavía peor. Se metían con la jueza Alaya porque ésta representaba una esperanza de avance para las personas de bien en Andalucía. Por no permitir una Andalucía que pudiera mejorar en algo. 

Este tipo de señor es el que controla toda la Justicia en Andalucía y, lo que parece peor,  los demás jueces y fiscales están súper contentos con él. Para que se vea como está nuestra Justicia en Andalucía y qué estado tiene. 

Robas mil millones y se los quitas a los parados: los jueces y fiscales te protegen y le dicen a la gente que cómo se puede acusar a ciudadanos tan respetables; denuncias corrupción, entonces se inventan cosas de ti, te intentan meter en la cárcel y a nadie le parece raro. 

Esto es señal de un lugar donde está todo el mundo medio loco. Pero no es real que todo el mundo esté desatinado, sino que hay unos cuantos enfermos que están copando los puestos de poder. Por su personalidad enfermiza y su odio profundo a todo lo decente nos quieren ver a todos los demás hundidos y humillados. 

La gente debe de dejar de votar también en Andalucía según la ideología que les hayan podido enseñar y votar fijándose en los políticos de cada partido, para tratar de identificar cuales son aquellos que puedan tener menos odio hacia la sociedad.

 

Fuente: https://www.lanuevatribuna.com/2019/10/para-que-van-a-ocultar-los-fraudes-si-tienen-a-los-jueces-comprados-mas-victimas-de-la-mafia-judicial-espanola/