En la sociedad actual cada vez damos una mayor importancia al aspecto físico y la salud. Por eso existen compañías encargadas de investigar y diseñar nuevas tecnologías en el sector de la aparatología médico-estética, que son capaces de proporcionar una regeneración interna y una restauración de las funciones celulares que se traducen en un cuerpo más sano y bello. 

El objetivo es conseguir aparatos estéticos que se ajusten a lo que necesita cada persona, que estén fabricados bajo las estrictas normas de calidad y seguridad de la industria médica europea y que cuenten con certificados de calidad ISO en estética y en medicina. 

Las tendencias del sector médico-estético apuntan precisamente hacia esa personalización, de manera que la tecnología evoluciona para crear aparatos estéticos que promueven la mejora de las funciones celulares de la piel, el tejido celular subcutáneo y las estructuras ligamentosas-musculares. Así, estimulanel drenaje linfático y de tejidos profundos, la liberación de ácidos grasos de los adipocitos, para que el organismo los emplee como reserva energética o bien los elimine a través de los sistemas urinario y linfático. Todo sin que resulten dañados los tejido adyacentes. Se trata por tanto de una terapia no invasiva y de total eficacia. 

También existen otros aparatos estéticos que r educe n la i nflamación e i ncrementa n la m icrocirculación en el área tratada. Estos lanzan Ondas de Presión por Ultrasonidos de Alto Impacto que penetran en el tejido graso compacto sin dolor, de forma inocua, lo que permite vasodilatación local y aumento del flujo sanguíneo, incremento del metabolismo local, incremento de la flexibilidad de los tejidos, etc. O, incluso, algunos aparados estéticos cuentan con programas aplicables de forma individual o combinada para remodelación corporal, regeneración tisular, efecto lifting y tratamientos antiaging. 

En el caso del sector estético corporal existen aparatos estéticos que recuperan y activan el metabolismo celular; que estilizan la silueta, mejoran el metabolismo, modelan y reducen el contorno; de fotodepilación con láser de diodo; o aquellos que eliminan los líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y varices. 

Y en el de estética facial las tendencias pasan por aparatos estéticos que cuentan con sistemas completos para el tratamiento de nuestra cara; para recuperar y activar nuestro metabolismo celular para incrementar la generación de neocolágeno a través del fibroblasto. 

Son, en definitiva, nuevas tecnologías que ofrecen un plus a nuestra belleza y nuestra salud, que ajustan el tratamiento a las necesidades de cada persona de forma segura y no invasiva. El futuro de la estética ya está aquí.