En vista de que el Ayuntamiento de Madrid no ha cumplido con su obligación de retirar una placa ilegal y que insulta de manera inadmisible a España, un grupo de amigos españoles han decidido de manera espontánea acudir a Lavapies a retirar semejante afrenta.
Queremos que conste que sentimos mucho la muerte de Mame Mbaye y que deseamos que descanse en Paz, pero no por ello vamos a permitir ni a soportar que en el barrio de nuestros abuelos, barrio que por otra parte ha acogido a miles de inmigrantes, cuelgue nadie un insulto y encima de forma permanente a nuestro Estado de Derecho. Y que les quede claro a quienes se han atrevido a tolerar esta grave injuria, que si la ponen 1000 veces, esa gente anónima la quitará, destruirá o tachará SIEMPRE hasta que los jueces dicten sentencia sobre la materia.
Además, han decidido también que si persiste esta situación, tomarán todas las medidas posibles ante los tribunales de justicia: considerando que esta placa inflame es una ofensa, una ilegalidad y por supuesto una absoluta falsedad: nuestra policía fue a socorrer a Mame, quien murió de fallo cardíaco por problemas previos al día en que sucedieron los hechos, y no tuvo ninguna responsabilidad en su muerte.
No somos racistas en absoluto, lo que queremos es que se haga justicia y ECDM lo secunda.