Mucho se está hablando en los últimos días de las nuevas propuestas de los partidos políticos a la hora de legislar en torno al sector del juego. Un sector productivo para la economía española, que genera miles de empleos directos e indirectos, está en el ojo del huracán de la actualidad nacional, y eso trae consigo que las diferentes opciones políticas ofrezcan propuestas variopintas para diferenciarse de sus contrincantes, sin que con ellas el sector ni el usuario obtengan beneficio alguno.

 

Pero por encima de estos entes, hay un organismo de control del juego, que debe garantizar que se cumpla la legislación vigente, y que emite propuestas no del todo acertadas, según los expertos en la materia. Este ente de control es la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), y desde allí ha surgido una nueva medida de control para restringir el acceso a los menores de edad a estas plataformas, la cual parece no haber contentado a ninguno de los agentes involucrados en este sector.

 

Uno de los problemas principales que se trasmite del juego a la sociedad, es el acceso al mismo de personas que no han cumplido la mayoría de edad. Para erradicar esto, la DGOJ intenta implantar un nuevo kit para que los usuarios tengan que pasar un control más exhaustivo, antes de poder acceder a este modelo de ocio tan extendido. Esta nueva herramienta, se instala en el móvil del usuario que disponga de sistema Android, aquí el primer fallo de no incluir a todos los sistemas operativos del mercado, y se basa en el funcionamiento del DNI electrónico para corroborar de manera definitiva, la identidad del individuo en cuestión.

Sobre el papel, parecería que cualquier modo de control para cualquier actividad puede ser bueno, siempre y cuando tenga un beneficio, tanto para la parte demandante como para la que oferta el servicio, pero, en esta ocasión, los lados positivos cuesta encontrarlos en el supuesto de que haya alguno.

 

Al ya comentado de no servir para cualquier dispositivo móvil, hay que unir que el usuario de la plataforma de juego online debe tener correctamente activado su DNI electrónico, hecho no obligatorio, y que la mayoría de personas desconocen para que utilizar este nuevo mecanismo de identidad. Además de esto, se debe instalar la aplicación y configurar correctamente, con lo que una persona que no tenga conocimientos en la materia sobre este asunto, tendrá dificultad para poder tener pleno funcionamiento de dicha App, pese a que desde la DGOJ se trasmita que serán muchas las ayudas y guías explicativas para facilitar dicha labor al usuario en cuestión.

 

Todo avance en cualquier ámbito debe ser bienvenido. Pero estos progresos deben tener al menos unos visos de beneficio, y parece ser que en el mundo del juego, la hipocresía es lo que está marcando la actualidad, de un ámbito que puede ser fundamental para la economía española en un futuro cercano. Los organismos públicos deben buscar el bien común y no proponer medidas que tienen un coste grande para la sociedad, pero escaso rédito para la población con respecto al desembolso practicado.