El concejal Vicente Montañez (VOX), tras la última sesión de la comisión de investigación sobre el robo de los 4 millones de la EMT Valencia donde han comparecido hasta cuatro personas distintas afirma lo siguiente:

Hoy nos hemos encontrado dos mundos distintos en la EMT, la de la gerencia donde todo es perfecto y de color de rosa, y la real que detallan los empleados, un auténtico caos de gestión

De las declaraciones de las dos administrativas se ha desprendido que la responsable de finanzas, María Rayón no miraba diariamente la tesorería y que era práctica habitual el utilizar el WhatsApp para indicar que leyera correos. Asímismo se confirma que María Rayón leyó correos en su periodo de lactancia.

Se confirma que el concejal Grezzi y el gerente García Alemany nos mintió con los procedimientos, ya que ellas no los tienen, no se les ha formado y lo que existe es casero hecho por los propios administrativos. “Una auténtica chapuza torticera”.

Por otra parte, se desprende que la empleada despedida, Celia Zafra fue obligada a firmar la declaración jurada que realizó auspiciada por la gerencia. Tal fue su enfado que a su salida dijo que "se iba a buscar al abogado más cabron". Las mentiras también afectaron al proceso de conciliación, ya que la conciliación confirman que era mensual y a mes vencido, muy distinto de lo declarado por la gerencia y la jefa de finanzas que si bien dijeron en la Comisión que “puntualmente se podía hacer de manera semanal”.

Hemos sabido que la responsable única de tesorería desde el  pasado 7 de octubre de 2016 es María Rayon. La Polémica jefa de finanzas.

María Rayón no puede estar trabajando con esa responsabilidad en la EMT Valencia ni un minuto más. Se ha demostrado su falta de vigilancia constante y su pésima labor como Jefa de Finanzas”.

Por otra parte, es un auténtico despropósito además de que habla de su poca profesionalidad el abogado Martínez Tarín que facturó más de 200.000€ a la EMT Valencia y ahora se niega a venir a declarar para aportar luz y contestar las preguntas del consejo que supuestamente asesoraba. Es una vergüenza lo del señor Martínez Tarín” y mañana se lo voy a recordar a Ribó y a su cuñado.

Urge que la EMT Valencia pase de forma inmediata a administrarse directamente por el Ayuntamiento y se cese de manera fulminante a todos los miembros de su gerencia por sus falsedades, incapacidad y falta de diligencia continuada.

Vicente Montañez Valenzuela

Concejal del Ayuntamiento de Valencia

Portavoz Adjunto del Grupo Municipal de Vox Valencia