Frente a las mentiras del Gobierno y al histerismo de algunos, se ha plantado la serenidad, la cordura y el buen hacer de Luis Felipe Utrera y de todo su equipo jurídico, en la defensa de los derechos de la Familia de Franco.

Con esto evidentemente no contaban, ni los medios, ni el Gobierno. Serenidad, templanza, prudencia y sabiduría que está poniendo contra las cuerdas a todo un Gobierno.

Desde El Correo de Madrid, hemos hablado muchas veces con Utrera y podemos asegurar que es digno sucesor de su padre y no creemos desvelar ningún "of the récord" cuando nos ha dicho en privado que :"queda aun mucho partido por jugar. El adversario es poderoso y no podemos confiarnos ni bajar la guardia. Ojalá algún día no muy lejano podamos celebrar todos la victoria de la dignidad frente al embite del odio".