Ábalos, pese a tener de momento todo el apoyo de su partido, ve como su credibilidad y situación personal se le complica cada vez más, pues cuantos más detalles se van sabiendo del caso llamado Delcygate más turbio se está volviendo el asunto y no es sobre algo baladí sino que tiene mucha seriedad a nivel internacional.

La colaboración con un régimen dictatorial ilegitimo sería algo muy grave y que puede tener serias consecuencias. La imagen de España queda por los suelos y Ábalos sería el primero en caer, aunque se pedirán responsabilidades más arriba, complicando mucho la situación del mismo Sánchez. Hoy se ha desvelado que le temblaban las manos cuando respondía ante este asunto a la pregunta de Abascal.

Un testigo directo de lo sucedido en el polémico encuentro entre Delcy Rodríguez y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en el Aeropuerto de Barajas ha decidido romper su silencio y desvelar ante notario todo lo ocurrido en aquella madrugada del 19 al 20 de enero. El testimonio detalla a lo largo de tres folios y minuto a minuto cómo, efectivamente el pasaje enviado desde Venezuela cruzó a territorio español con la número 2 del régimen de Nicolás Maduro a la cabeza, que se hizo sin controlar el pasaporte de la vicepresidenta  y hasta que se cruzaron carros de maletas sin controlar.

La oposición al gobierno seguirá pidiendo explicaciones sobre un asunto sobre el que el PSOE quisiera pasar página cuanto antes y olvidarlo como una mera anécdota. Es posible que la comisión de investigación quede en agua de borrajas, aunque desconocemos el giro que pueden tomar los acontecimientos, pues cada día va apareciendo más información y más comprometedora.