El pasado lunes se topó con unos radicales que le insultaron y le intentaron agredir.

"Estaba en una situación absolutamente cotidiana paseando por la calle cuando me encontré con un grupo de totalitarios. Entonces empezaron a amenazarme y a insultarme. A pesar de ello, yo seguí mi camino y ellos me lanzaron una botella de agua".

"A mí me han amenazado con quemar mi casa, a otros les han reventado los vehículos personales, otros sufrieron un intento de atropello… Defender a España en un sitio como Gerona, a veces, tiene sus consecuencias. Yo siempre intento quedarme con la parte positiva."

Ha declarado Alberto Tarradas, presidente de VOX Gerona.