Una furgoneta se ha abalanzado sobre una multitud en las Ramblas de Barcelona y, según las primeras informaciones, habría dos víctimas mortales y más de 20 heridos. El suceso ha provocado pánico entre los transeúntes que han empezado a correr en todas las direcciones y ha refugiarse en los locales cercanos. La furgoneta ha huido en dirección a la costa y ha sido abandonada por el conductor que, después de realizar varios disparos, se ha atrincherado en un restaurante turco de las Ramblas y ha cogido varios rehenes. Los Mossos d'Esquadra confirman que se trata de un atentado terrorista y han montado un dispositivo policial en las Ramblas y las calles adyacentes. El terrorista sería un hombre de orígen magrebí de 1,70 metros, viste una camisa blanca y todavía no ha sido atrapado. Según informa la cadena SER, dentro de la furgoneta se ha encontrado un pasaporte español con un nombre árabe.

 

El Metro, los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) y Renfe impiden salir pasajeros a la Rambla tras el incidente de una furgoneta que ha arrollado a varias personas. Los Mossos d'Esquadra mantiene a los transeúntes que se encontraban en la zona en hoteles y comercios tras el incidente de una furgoneta que ha arrollado a varias personas. Varias furgonetas de los Mossos cierran el acceso a las calles que dan acceso a La Rambla y un helicóptero de la policía catalana también sobrevuela la zona. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha interrumpido sus vacaciones en Cadaqués y vuelve ahora mismo hacia Barcelona, al igual que la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.