Una muestra más que Pedro Sanchez está generando franquistas donde no los había. Con un cubierto que no era barato, 40€, la FNFF llenó un local con más de 300 personas y más gente que no pudo acudir por capacidad. Una cena que si la LMH no encarcela a amigos que se reúnen a cenar, se seguirá celebrando año tras año y esta ha sido un clamor de asistencia con personalidades, que evidentemente y hasta que lo saque la Sexta, no seremos nosotros los que pongamos nombre y apellidos a los asistentes, pero podemos asegurar que hubo muchas, personalidades del mundo de la política, la abogacía, historiadores y el ejercito, entre otros.

Un ambiente de amistad y camaradería llegó a los postres en el que la Mesa Presidencial, compuesta por Jaime Alonso, el General Chicharro, Luis Alfonso de Borbón, Cristobal Martínez Bordiú y Pedro González Bueno, dió paso a los breves discursos, que para más dolor de Pedro Sánchez y los peperos acobardados, los tres primeros oradores no pasaban los 30 años y hablaron de lucha, recuerdo y homenaje a Francisco Franco.

Se le dio un sentido homenaje a Pedro Gonzalez Bueno, hijo del Ministro de Franco que fue verdaderamente emotivo.

Terminó el acto con las palabras del General Chicharro y los acordes del himno Nacional en un respetuoso silencio y en pie a lo que espontáneamente y desde una mesa que parecía estar ocupada por los miembros de activistas del Valle no se Toca, se empezó a cantar el Cara al Sol, a lo que se sumaron todos los asistentes, nuevamente con respeto, con lo que se dio por finalizado el acto.

Como nosotros somos muy respetuosos con los actos privados, una vez tenido el permiso de la propia FNFF, publicaremos los discursos del General Chicharro y el Homenaje a Pedro Gonzalez Bueno, aunque nos tememos que las redes sociales y los infiltrados de siempre lo saquen antes.