¿Han sido excesivas las expectativas entre los militantes de Vox? A primera vista sería difícil responder a esa pregunta teniendo en cuenta que hablamos de un partido nuevo pero para Piero Ignazi uno de los politólogos más especializados en la derecha radical Europea habría cuatro factores que históricamente explicarían el éxito de esta tendencia política:

1) Establecerse como una nueva corriente cultural

2) Provocar una mayor polarización en la sociedad

3)La aparición de una crísis de legitimidad de los partidos políticos

4) Marcar como nuevos temas de la agenda política como la inmigración y la inseguridad.

Analicemos este marco en relación a Vox y las recientes elecciones.

1) Establecerse como una nueva corriente cultural: Aquí hay que hacer una matización a Piero Ignazi si bien hay un pensamiento neoconservador deudor de Reagan y Thatcher como reacción al keynesianismo y a los excesos del "estado de bienestar" ,una suerte de revolución fiscal acompañados de una vuelta a los valores morales tradicionales y una defensa de occidente entendida como modo de vida frente a la inmigración (Oriana Fallaci)  también existe una "nouvelle droite" francesa proteccionista y social en la ecónomico,tranversal en lo social,eurocentrica y representada en la mayoría de los partidos neoderechistas europeos.

Vox de una forma implícita ha optado por la primera opción apelando a una muy necesaria revolución fiscal sufragada con el pinchazo de la burbuja política y el fin del clientelismo autonómico pero sin embargo en vez de seguir el lema de Abascal “pensiones o autonómias” Vox ha  apostado sorprendentemente por la privatización y capitalización progresiva del sistema de pensiones  (lo que según el prestigioso economista Centeno ha sido “un error muy grave”) y aquí hay que hacer una análisis: no es lo mismo proponer eso en una país como EEUU donde el peso de los autónomos y los pequeños y medianos empresarios es enorme con España donde existe una menguante clase media, muchas familias que dependen de las pensiones y un enorme número de empleados por cuenta ajena.

Este sesgo explicaría por qué Vox en muchas demarcaciones no ha conseguido ser un partido transversal: el tercer puesto obtenido por ejemplo en localidades como Moncloa Aravaca, Salamanca, Retiro, Boadilla, Las rozas o Majadahonda baja a un quinto puesto en zonas  obreras como Puente de vallecas, Villaverde, Usera, San Blas , Arganzuela, Getafe o Móstoles.

 

2)Provocar una mayor polarización en la sociedad: La paradoja de Ignazi es que si los partidos conservadores se mueven conforme al consenso de la opinión pública dejan un espacio libre a su derecha y si se mueven a la derecha lo dejan en el centro y aleja a sus votantes más moderados (que es la situación actual del PP) en este caso lo normal es que los partidos conservadores prefieran siempre la primera opción: esto lleva a la polarización de la sociedad ya que buena parte de los electores moderados se sentirán atraídos por el único partido que desafía el consenso progresista.

En ese sentido Vox ha tenido una gran victoria ya que ha sabido perfectamente utilizar la ventana de Overton : marcar la agenda política poniendo en tela de juicio los tabúes políticamente incorrectos: este ha sido sin duda el gran éxito de Vox marcando la agenda politica y que veremos con más detenimiento en el último punto.

 

3)La aparición de una crisis de legitimidad de los partidos políticos Algo que supo capitalizar como nadie Podemos tradicionalmente; en este sentido Vox ha aparecido como un movimiento que se organiza de un modo muy diferente a los partidos de masas (crowfunding en vez de depender financieramente de Bancos, voluntariado en vez de liberados) que representa como nadie la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones .

La mayoría de los partidos  neoderechistas europeos consideran superada y nefasta la partitocracia que divide y pervierte la voluntad general abogando por la representación directa con el pueblo que representa su partido; en ese sentido el mensaje transmitido por Vox ha sido contradictorio: por una parte se presenta como un antipartido, como un movimiento de protesta pero por otro lado  ficha como cabezas de lista ciertos diputados que representa la vieja partitocracia lo que sería otro elemento diferenciador de Vox respecto a sus homólogos europeos.

 

4) Marcar  nuevos temas de la agenda política

En general este ha sido el gran éxito de Vox que sin duda ha marcado la campaña con sus propuestas pero con matices:

-El discurso ,necesario por otra parte, contra la ideología de genero polarizó mucho a la sociedad a nivel de debate pero los análisis post-electorales demuestran que el voto femenino no determinó que la izquierda ganara las elecciones  de hecho el voto femenino de Vox tiene un nivel de apoyo similar al de Podemos ;sin embargo ha incorporado a Vox nichos de votantes  varones que sin este discurso no votarían nunca a Vox.

-Por contra el debate sobre la caza y los toros no ha cuajado en la España interior, vacía y rural :Vox se ha quedado fuera de 26 de las 28 circunscripciones con cinco escaños o menos.

 

-Respecto a la inmigración por un lado ha sido un éxito electoral en demarcaciones donde Vox sí ha conseguido ser un partido transversal (Murcia y Almeria) pero se ha centrado mucho en el aspecto de seguridad (“levantar un muro”) en vez de más en el discurso social lepenista de asegurar la prioridad en ayudas sociales a los nacionales algo que es realmente demandado en España ;por otro lado este discurso se ha hecho de una forma demasiado moderada: solo por poner dos ejemplos Trump propone eliminar la ciudadanía por nacimiento ya  que supone “un imán para la inmigración ilegal” y Marine Le Pen habla de poner fin a la inmigración legal e ilegal :Vox  hoy esta muy alejado de cualquiera de estos dos planteamientos.

 

-Respecto al discurso sobre el derecho a legalizar las armas para defensa personal obviamente en España no existe una mayoría social que demande dicha propuesta pero de nuevo ha jugado con la “ventana de Overton”:  provocar a la izquierda y legitimar determinadas propuestas ; este discurso habría sido sin duda más incisivo acompañado de una campaña sobre la inseguridad uno de los temas predilectos de los partidos neoderechistas europeos que sin embargo ha ocupado menos de cinco de los 100 puntos de Vox ;sí que es cierto que ha sido el primer partido cuyos portavoces han introducido en el tablero político la necesaria publicación de la nacionalidad y origen en estadísticas de delitos. 

 

Si hay algo que define a Trump como candidato es la la cobertura mediática que obtiene: es cierto que Trump utiliza profusamente twitter, viraliza vídeos cortos y concisos, contesta preguntas y respuestas en vivo a través de Periscope pero obviamente las redes sociales son un apoyo de la presencia televisiva ; en ese sentido Vox ha fiado demasiado a las redes sociales.

 

Como resumen Vox ha errado en un discurso económico demasiado liberal que son unas ideas que tienen mucha fuerza en ciertos círculos académicos y mediáticos pero que no forman parte en absoluto de las principales demandas sociales de los españoles: en ese sentido hay que entender que la clase media española no tiene nada que ver cuantitativa ni cualitativamente con la norteamericana o centroeuropea y sin embargo ha estado ausente en otros temas donde se le esperaba como el proteccionismo económico o la preferencia social y laboral . Sin embargo ha acertado plenamente en marcar la agenda política nacional y ha introducido temas como la ideología de género o la inmigración que ha posicionado a Vox como una marca única que le hace reconocible ante los electores.

 

Juan José Camara Fonticiella es ingeniero y politólogo, ha colaborado con publicaciones como “Razón española” o “Hespérides” y en el programa de radio “Punto de Vista”