El día 6 de Junio de 1981 ardieron por completo los Almacenes El Aguila, situados en la encrucijada e la calle Pelayo y la Pla Universidad de Barcelona.


Eran uno de los establecimientos más populares de la ciudad y habían sido inaugurados en 1857 en la Plaza Real, por iniciativa de Pedro Bosch i Llabrús.


El edificio definitivo de la plaza Universidad era obra de José Domenech i Mansana y había abierto sus puertas en 1925, siendo saludado por los ciudadanos como un elemento urbano de gran importancia.
Un águila de metal coronaba el edificio y en la foto aparece sobresaliendo de las llamas en un intento de sobrevivir a la catástrofe.


Este hecho luctuoso hace recordar otro similar ocurrido el día de Navidad de 1932 en los Almacenes El Siglo, otro popular establecimiento de la Ciudad Condal.

(Foto y texto traducido de “La Barcelona despareguda” de José Mª y Guillermo Huertas)