Guillermo Esteban, Grilex para los amigos del rap, es un joven de 24 años enamorado de Jesucristo, de ese Cristo que lava los pies de los apóstoles y no los llama siervos sino amigos. Todo un Dios a sus pies que da la vida hasta la última gota de su sangre por nuestro amor, para librarnos del pecado y de la muerte. A partir de ahí ya no se puede fallar a Cristo. Nobleza obliga. Un joven que necesita recibir a Cristo con frecuencia y ofrecer a María Santísima la fragancia de cincuenta rosas diarias. Un joven que al igual que San Pablo cuando se siente débil, se siente fuerte en Cristo.

 

Tras su conversión dejó de mirar el ombligo de su ego y levantó la mirada al cielo para pensar en los demás. Su vida cambió radicalmente en lo interior, aunque por fuera se sigue mostrando aparentemente igual, con la misma autenticidad. No ha dejado el rap, lo ha sublimado. Las rimas han pasado por el filtro de Dios y se han purificado en el crisol de la Verdad. Ahora va más a la esencia, al corazón, a lo que de verdad importa. Su arte ya solo cotiza para la Vida Eterna dejando que Dios administre los dividendos.

 

La dureza de sus letras se ha revestido de Buena Noticia, aunque con más fuerza y más potencia. Lo da todo en los escenarios, pero con la paz y alegría de quien está convencido de cuál es su misión en la vida. Su entusiasmo y felicidad lo irradia en sus conciertos, aunque huye del foco considerándose un simple instrumento de Dios y dejando a Él todo el protagonismo.

 

¿Te acuerdas de tu primera comunión?

 

No lo recuerdo casi ni incluso tengo recuerdos de mi confirmación como algo especial, la hice como por rutina. Antes de mi conversión era un cristiano de pega, iba a Misa por acompañar a mis padres y poco más. A los 19 años dejé incluso de ir a Misa y no quise pisar la Iglesia.

 

¿Esa deserción tuvo que ver con tus comienzos en el rap?

 

Sí, coincidió con esa época. Se me empezó a subir el ego a la cabeza, comencé a menospreciar a la gente con las letras de mis canciones. Era un mundo turbio, pero gracias a Dios fui muy preservado de caer en drogas y en excesos con el alcohol. Toda la vida he sentido la protección del ángel de la guarda. Mis amigos si que que cayeron en determinados excesos, pero yo siempre tenía algo que me frenaba.

grilex1

También estaba el peligro de endiosarse por el éxito.

 

En el mundo no sólo artístico, sino del famoseo en general, siempre es más fácil poder tropezarse porque cuanto más bien puedes hacer, allí está el demonio para desviarte del buen camino. La música que hacía no me llenaba, la hacía simplemente porque subía de seguidores y porque creía que era el mejor.

 

Háblanos del momento de tu conversión...

 

Dios entró en mi vida a través de la sonrisa de una chica guapa que conocí tras acompañar a mi madre a Misa y me invitó a unas cenas alpha. Allí me llamó la atención la alegría que tenía la gente que servía y caí en la cuenta de que yo había estado viviendo para mí. Esas personas no tenían ningún tipo de contaminación ni por el dinero, ni por nada. Esa alegría era la viva imagen de Dios y además comprobé que la gente católica es gente muy normal, no era gente rara como pensaba. Me encanta la diversidad de gente que hay unida por el mismo recorrido de ir a Cristo.

 

Y llegó a conquistar a la chica guapa.

 

Sí y fue magnífico, pero el noviazgo cristiano sirve para discernir si una persona es para ti o no. Dios me puso a esa persona en el momento adecuado para llevarme a la fe, pero luego vimos en oración que Dios no nos llamaba a estar juntos. Después, tras un discernimiento, veo que me siento llamado al matrimonio y ahora actualmente tengo novia.

 

¿Sientes vergüenza o respeto humano la hora de mostrar tu catolicismo?

 

No, porque siempre me intentó mostrar tal cómo soy, no me gusta jugar a las dobles máscaras. Dios me ha regalado un don de mostrarme siempre sincero con la verdad por delante y sin ningún tipo de miedo. No soy de medias tintas, soy de todo o nada. Si me junto con gente, católica o no, bendigo la mesa antes de comer por ejemplo.

 

¿Sientes haber recibido de Dios un cierto liderazgo?

 

Bueno lo que veo es que la gente que está alejada de Dios es buena y más que perdida está desorientada. Se necesitan jóvenes que se dejen llevar por Dios. Y a esos jóvenes dóciles Dios los pone en determinados movimientos o parroquias para que puedan liderar a través de Él.

 

La música la utilizo solo para evangelizar y ese es el fin. Todo el dinero que gano en conciertos lo destino para la evangelización porque cualquier proyecto musical implica invertir mucho dinero. Solo grabar una canción y un videoclip es muy caro, necesito ahorrar la recaudación de tres conciertos.

GrilexRapero1_1

¿Cómo es tu vida diaria de piedad?

 

Procuro ir a Misa todos los días, pero a veces por cansancio o por otros motivos, no puedo. También rezó el Santo Rosario todos los días, porque es fundamental y lo necesito. Lo rezo por la calle sin problemas. Hay que evangelizar sin llamar la atención. Jesucristo respetaba constantemente a las personas, nunca utilizaba la fuerza, tenía mucho amor, mucha templanza, mucha bondad. Yo no busco el postureo de que me vean rezar. Igualmente tengo momentos de adoración eucarística o de lectura del Evangelio, que para mí hoy en día es fundamental y de ahí sacó las fuerzas. A veces es difícil porque soy humano, tengo mis momentos de bajón, me cuesta...

 

¿Cual sería tu pasaje favorito del Evangelio, con el que te identificas más?

 

Cuando Jesucristo lava los pies a los apóstoles. Eso me marca mucho porque me siento un apóstol amado por Jesucristo, que me besa los pies y me da ánimos para seguir. La vocación de Cristo que ha venido a servir y no a ser servidos y a darnos ejemplo de ello. El Jueves Santo suelo ofrecerme como voluntario cuando se necesitan 12 varones para el lavatorio de pies.

 

¿Haces lectura espiritual?

 

Sí este año he leído a San Agustín y a San Ignacio de Loyola. Y tengo todavía bastantes libros que leer. Estoy pensando en leer a San Juan Bosco, aunque también leo otras cosas como Jurassic World.

 

¿Entendiste enseguida que ser católico implica estar en gracia de Dios?

 

Sí, eso lo entendí rápido porque cuando Cristo me tiró del caballo me enamoré de su Persona. Y cuando te enamoras de alguien procuras no hacerle daño. Pensé que con el Amor que me tiene Cristo no puedo ofenderle ni ir por el mal camino.

 

Si no evitamos el pecado, el catolicismo es todo mentira.

 

Si muchas personas viven en pecado es porque les falta conocimiento y enamorarse de Dios, en el fondo no han tenido un encontronazo con  Jesucristo. Hay cristianos a los que yo les llamo los que han nacido en la tierra del profeta, desde pequeños saben quién es Jesucristo y se saben su vida de pe a pa, pero no se han encontrado nunca con Él. En muchísimas ocasiones percibo la presencia de Cristo en mi vida, especialmente cuando me siento más cansado, más debilitado y más roto. Me echo a llorar, porque siento que Dios quiere renovar mi vida y darme muchas cosas. Me siento pequeño y que sin Dios nada puedo.

 

¿Es fácil renunciar a la vida de placeres?

 

Dios te da facilidades, pero el mundo te lo pone difícil porque al final el demonio siempre está tentando. Mi novia es creyente y rezo con ella, pero también tiene que haber mucho dialogo. Hoy en día lo que falla en muchas parejas es la falta de diálogo porque estamos muy enganchados a las redes sociales y casi no conversamos. Cuesta renunciar a mirar el éxito que tenemos en las redes sociales, pero las personas que tengo alrededor son tan humildes, tan buenas, tan llenas de Dios, que constantemente me ayudan. No es algo que me preocupa mucho porque si no, no haría lo que estoy haciendo. Como la misión es evangelizar y llenar a las personas de amor y de esperanza, hay que desapegarse del éxito o no, si gusta canción digo Bendito sea Dios y si no gusta, también digo lo mismo. Me abandono en Dios.

 

¿Perteneces a algún grupo?

 

No, pero suelo ir a muchas parroquias porque tengo varios amigos sacerdotes y muchos amigos catequistas y conozco bastantes grupos de Iglesia y toda su riqueza. Es una pena que unos grupos critiquen a otros grupos cuando ni siquieran se conocen. Cuando te mezclas con unos, con otros, ves la grandeza de Dios. Es una pasada y te abre muchísimo la mente.

 

¿Tus canciones, tu mensaje, han llegado a convertir a alguien?

 

La verdad es que me han llegado a decir cosas al respecto, pero siempre me he querido mantener al margen. Quiero que el protagonista sea Dios. Si todo el mundo te dice que eres muy bueno etc es fácil desenfocarte de tu misión.

 

Estamos a gatas en el camino de la santidad, pero todo es un proceso. El alma va creciendo y cada vez necesita más alimento para nutrirse. Y yo estoy con esa sed y necesidad de llenarme de Dios.