El bajo eléctrico o bajo es un instrumento musical similar a la guitarra eléctrica, pero con algunas importantes diferencias. Aunque la construcción y apariencia es muy parecida a la de una guitarra eléctrica, se trata de un instrumente diferente, no es una mera variación de la guitarra eléctrica.

Su función en la música popular es diferente a la de la guitarra. Con el bajo guitarra se consigue producir sonidos y ritmos graves, pero con un instrumento compacto y fácil de transportar, a diferencia del contrabajo, que era el instrumento utilizado en los años cuarenta y cincuenta para esta misión. El bajo, tal y como lo conocemos actualmente, se diseñó y fabricó de forma similar a una guitarra eléctrica para reducir los costes de producción y el precio.

La afinación del bajo es muy similar a la del contrabajo. El bajo suena una octava más grave y necesita ir conectado a un amplificador, igual que la guitarra eléctrica, para que pueda sonar, ya que carece de caja acústica.

Diferencias principales con la guitarra eléctrica

 

Mucha gente confunde la guitarra eléctrica con el bajo, y a veces se piensa que el bajista es una segunda o tercera guitarra, para horror de melómanos y bajistas. Pero, a poco que prestemos atención, nos damos cuenta de que el sonido que se produce con el bajo es muy diferente al de la guitarra.

El cuerpo del bajo es mayor que el de la guitarra y tiene un mástil de mayor longitud. Normalmente, tiene cuatro cuerdas frente a las seis de la guitarra (aunque puede haber bajos con hasta 6 cuerdas igual que hay guitarras de hasta 8 cuerdas).

El bajo, con independencia del estilo musical en el que se emplee, establece el marco armónico y marca el tiempo o pulso rítmico de la banda. Es un instrumento que se usa normalmente como acompañamiento, aunque también lo podemos oír como solista, en diferentes estilos de música popular: rock, blues, reggae, flamenco…

 Cómo aprender a tocar el bajo.

El bajo no es un instrumento muy difícil de aprender a tocar, aunque esto es como todo. Dependiendo del estilo al que nos queramos dedicar será más difícil o menos. El bajo es el jazz es mucho más complejo que en el pop. También influye en nivel de virtuosismo que queramos alcanzar. Hay bajistas que tienen una técnica sencilla y no necesitan mucho aprendizaje, y hay bajistas que son figuras de este instrumento que están siempre perfeccionando y mejorando su sonido.

Para tocar el bajo, podemos aprender por nuestra cuenta, siguiendo cursos a distancia – en Youtube podemos encontrar muchos canales dedicados al aprendizaje del bajo-, o acudiendo a una escuela de música.

Para aprender a tocar el bajo, lo primero que necesitaremos será hacernos con un bajo. Después, deberemos seguir las lecciones y practicar. Esta es la esencia de cualquier instrumento que queramos tocar.

¿Por qué debería aprender a tocar el bajo?

 

Si te quieres hacer un hueco en una banda, el bajo es una buena elección. Hay muchos más guitarristas que bajistas y, como hemos dicho, el bajo es imprescindible en cualquier grupo de música moderna y popular, sea del estilo que sea.