La generación nacida al calor de los móviles no demuestra necesidad de tener coche. El 64% de los nativos digitales se plantea no tener vehículo propio, frente al 43% de la generación Z (nacidos entre 1961 y 1979) y el 16% de los 'baby boomers' (finales de los 40 e inicios de los 60), según refleja el informe 'Movilidad del futuro' elaborado por la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) en el marco de la Semana Europea de la Movilidad.

El informe apunta a un futuro marcado por la apertura de los más jóvenes a explorar nuevos modelos de transporte impulsados por las innovaciones tecnológicas y la sostenibilidad. Por ello, el 57% de las generaciones Z (a partir de 1995) e Y (entre principios de los 80 y mediados de los 90) le gustaría tener medios de transporte autónomos, solo el 24% de los mayores de 55 años se muestra deseoso de soltar el volante.

El desarrollo de la conducción autónoma vendrá determinada por la universalización de la conectividad 5G, aunque el 'big data', la descentralización del sistema energético y la necesidad de introducir sistemas de combustión alternativos serán otros ejes sobre los que gire la innovación en los medios de transporte del futuro.

Además, el informe prevé que en 2025 los vehículos eléctricos se configuren como el medio del futuro para el transporte ligero, acaparando en torno al 30% de las ventas, y que llegue a ser del 100% en 2050. Mientras que el 35% de los vehículos de transporte pesado se moverán por gas natural en 2030.

 

Lucha contra la contaminación


Las restricciones a la circulación en las grandes ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, requerirán la adaptación de la ciudadanía y, sobretodo, de las empresas. El 85% de las compañías de distribución a bares y restaurantes sufre las afectaciones de estas nuevas políticas en la lucha contra la contaminación.

La celeridad en la aplicación de estas medidas hace que, en la actualidad, muchos de los vehículos profesionales no cumplan con los requerimientos para acceder al centro de las ciudades. Así, Aecoc estima que el 45% de la flota de las empresas de distribución tiene más de 10 años, mientras el 30% tiene entre 5 y 10 años, y solo un 25% menos de 5. En este sentido, el 95% de las empresas consultadas asegura contar con un plan de renovación de su flota para poder hacer su actividad con un plan de renovación de su flota para poder hacer su actividad con normalidad, a pesar de la elevada inversión que supone el proceso de sustitución.