Desde que Enzo Ferrari fundara la marca de coches deportivos que lleva su apellido, ésta se ha convertido en un referente internacional en calidad y diseño de coches deportivos de alta gama. Las ediciones limitadas de vehículos Ferrari y el prestigio de la marca convierten a sus vehículos en auténticos objetos de admiración por personas de todo el mundo.

Comprar un Ferrari suele ser la ocurrencia más repetida cuando alguien responde a la pregunta de qué hacer con un premio de lotería, pero lo cierto es que la mayoría de mortales se tienen que conformar con verlos pasear por la calle; o no. Y es que la empresa Motor Gallery ha puesto en marcha un servicio de alquiler de coches de lujo sin conductor que permite a cualquier persona conducir un Ferrari sin necesidad de comprarlo.

Alquilar un ferrari para acudir a un evento, como regalo de cumpleaños o simplemente por diversión puede ser algo que contribuye a la felicidad, y es que pocas cosas son comparables en el mundo del motor que conducir un vehículo como un Ferrari al menos una vez en la vida. 

El alquiler de un Ferrari, la propuesta estrella de Motor Gallery

La empresa Motor Gallery, con sede en la localidad madrileña de Móstoles, está especializada en el alquiler de coches de lujo sin conductor. Pero de entre todas las marcas que ofrecen a sus clientes, sin duda Ferrari se ha convertido en la principal protagonista y en una de las marcas más demandadas para todo tipo de ocasiones.

El objetivo de alquilar un Ferrari no es otro que disfrutar de una experiencia inolvidable. Para ello la empresa brinda un servicio cercano y 100% profesional que tiene como fin último superar cualquier expectativa que los clientes tengan en su servicio. Una flota de vehículos Ferrari con los mejores modelos de la marca y en un perfecto estado de conservación es la apuesta clave de la compañía.

Para acercar su servicio de alquiler de coches de lujo a clientes de todo el país, la empresa realiza entregas y recogidas en cualquier punto del país e incluso en hoteles y aeropuertos. Esto permite a los clientes disfrutar al máximo de la experiencia sin tener que perder ni un minuto de su servicio en devolver el vehículo en un punto concreto.

Son coches que se alquilan sin conductor, ya que de esta forma el cliente puede conducir por sí mismo el vehículo poniendo a prueba sus habilidades de conducción en vehículos tan potentes y de alta calidad como un Ferrari. 

Modelos de Ferrari que ofrecen en alquiler

De entre todos los modelos que Ferrari tiene en el mercado, la empresa Motor Gallery ha seleccionado los más interesantes. Por ello cuentan con el Ferrari California T, un modelo de Ferrari lanzado a finales de la década de los 2000; con el Ferrari 458 Italia, considerado el suceso del Ferrari 430; o el modelo Ferrari 488 Spider, el modelo más reciente ya que su lanzamiento se produjo en el año 2015.

Son vehículos que han sido adquiridos por la empresa a la propia marca Ferrari, así que estamos ante vehículos nuevos y muy cuidados, ya que cuentan con tareas de mantenimiento continuas para que cada cliente sienta al usarlo que lo está estrenando él mismo. Existen diferentes colores de los Ferrari, como pueden ser el clásico color rojo de la marca italiana, el amarillo o el blanco.

¿Cómo alquilar un Ferrari en Motor Gallery?

Alquilar un Ferrari es gracias a la empresa Motor Gallery un proceso sencillo y rápido de gestionar. Para ello han puesto a disposición de sus clientes diferentes vías de contacto a través de las cuales se puede solicitar el alquiler de un determinado vehículo en un punto concreto del país. Se puede realizar cualquier consulta por teléfono, por WhatsApp, por correo electrónico e incluso rellenando el formulario que cada vehículo tiene en su página web.

También es posible consultar la disponibilidad de otros vehículos de marcas de alta gama, como pueden ser Maserati, Porsche, Jaguar, Lamborghini o Corvette, entre otras primeras marcas del mundo de la automoción de lujo. Y es que ahora cualquier persona puede conducir el vehículo de sus sueños por un día alquilando el vehículo por horas o por días según sus deseos.