Los resultados de una encuesta realizada entre usuarias y usuarios de SugarDaters son claros: una inmensa mayoría de un 86% prefiere el sugardating a otras webs de citas. Además, el 82% asegura sentir comodidad con las citas sugar y un 72% dice no haberse enfrentado a ningún prejuicio por ello.

Mari Carmen dice que «es seguro y está muy bien para encontrar lo que busco». Ana Belén asegura que prefiere el sugardating porque «no siento ataduras y recibo algo a cambio sin condiciones... sin prejuicios». «Encuentro el tipo de hombre que busco» afirma María José, y añade «me encantan los regalos». Declaraciones de personas reales con nombres inventados.

La democratización del braguetazo

Dar el braguetazo es una expresión muy española, generalmente aplicada a hombres que contraen matrimonio con mujeres ricas mayores que ellos. Ha sido siempre visto como algo inusual, incluso exclusivo e inalcanzable para muchos. La revolución tecnológica y la madurez social han permitido su democratización y que se aplique tanto a hombres como a mujeres.

La teoría de los seis grados de separación se popularizó durante la eclosión de las redes sociales e hizo soñar a muchas y a muchos con conocer a los ricachones más populares del planeta. Las páginas para buscar pareja también han tenido su momento, pero los intereses de usuarias y usuarios no siempre coinciden.

SugarDaters es la web más segura para encontrar una cita sugar y dar un braguetazo. Ni seis grados de separación, ni tiempo perdido detrás de gente que no contesta. Las personas en busca de una cita sugar saben lo que quieren y la sociedad conectada les permite encontrarlo de forma ágil y segura. Solo al elegir una web de sugardating, en vez de una aplicación de citas tradicional, las y los pretendientes ya están haciendo una criba sustancial de medias naranjas ácidas y sin interés.

Mención especial requiere la función Gentleman Rating, que es una calificación de la caballerosidad de los usuarios. Mediante ella, además de garantizar la autenticidad y la fiabilidad de los miembros, los usuarios y usuarias pueden formarse una expectativa muy certera de lo que pueden esperar de una conversación... o lo que surja.

El sugardating, contra los estereotipos

Muchas voces señalan al sugardating como exclusivo de rubias jóvenes y hombres en la cincuentena. Sin embargo, Rikki Tholstrup Jørgensen, confundador de SugarDaters, aseguró en una entrevista que «el 31% de los usuarios son ToyBoys en busca de una SugarMama generosa», y añadió que «nos encantaría que esto sucediera más a menudo». Tholstrup Jørgensen también confesó que, a veces, tienen «ofertas especiales para SugarMamas, ya que hay un interés real en romper con los estereotipos». El 57% de los usuarios de SugarDaters son SugarBabies, el 11% SugarDaddies y solo el 1% son SugarMamas. El 80% tiene entre 18 y 31 años y el 63% es estudiante.

 

Hay que ser mayor de edad para estar en SugarDaters y los perfiles publicados en la página se controlan de forma exquisita: la prostitución y los servicios de escort están tajantemente prohibidos en esta web. Para evitar estas prácticas y otras conductas inapropiadas, las imágenes y textos de presentación de los usuarios son aprobados manualmente por lo gestores de SugarDaters. Asimismo, se invita a toda la comunidad a reportar cualquier perfil inapropiado o que insinúe las citadas prácticas para que dichos usuarios sean expulsados de la página lo antes posible. SugarDaters se reserva el derecho a notificar a la policía, sin previo aviso, con respecto a casos de información incorrecta o de contenido que incluya actividades ilegales. Los términos y condiciones de uso al completo pueden ser consultados en este enlace.

Acerca de SugarDaters

SugarDaters, la principal web de sugardating del mundo, cuenta con unos 500.000 usuarios a nivel global y está presente en 27 países de Europa, Latinoamérica, Norteamérica y Asia. Su apuesta es acabar con los prejuicios y construir relaciones basadas, en primer lugar, en el beneficio mutuo, pero también en el respeto, la confianza, la diversión, la curiosidad y el deseo de crecer juntos. Para conseguirlo, ejerce un estricto control sobre los perfiles de los usuarios y penaliza la prostitución y los servicios de escort con la expulsión inmediata. Hay que ser mayor de 18 años para tener una cuenta en SugarDaters.