Señor Jiménez Losantos:
 
Usted, valiente para muchas cosas, no lo es tanto a la hora de calificar a ciertas personas en las ondas de esradio.
Suele usted, como muchos otros, emplear el término "catanazi" para referirse a los golpistas y terroristas antiespañoles de la región española de Cataluña. También, como muchos otros, emplea usted el término "feminazi" para referirse a las feministas, comunistas y terroristas (que todo es uno) empleadas en destruir toda familia feliz (especialmente las católicas) con su lucha de sexos, la vida de los no nacidos y la de los ya nacidos con la eutanasia selectiva (forzosa para los no comunistas ni socialistas, ya que hay que mantener el socialismo del sistema de SS de reparto de las pensiones, chantaje intergeneracional incluido, además de el embuste criminal del calentamiento global antinatalista), e implantar la "dictadura del proletariado" en femenino con su satánica ideología de género que ha generado contra-leyes como la arbitraria, sectaria e infame de "violencia de género" contra todos los que somos hombres (criaturas de Dios), como usted sabe mejor que nadie.
 
Bien, llame usted a quien quiera como quiera, para eso es muy libre y poderoso, que le escuchan, y con todo merecimiento, millones de oyentes cada día, pero si es preciso puntualizar lo siguiente: nazi es un término de burla que aún suena mejor que el término al que realmente se refiere, nacionalsocialista, en referencia al NSDAP, el partido paramilitar, patriota alemán y extremada y violentamente antimarxista, que Hitler fundó a comienzos de los años veinte y, con el que accedió al poder allá por enero del año 1933.
No me puedo ni imaginar ni por tan solo un momento un desfile, carnaval, manifestación, huelga o algarada de tiorras desgreñadas (empleando terminología real y no de película anticatólica y antiespañola subvencionada por la Komintern, de nuestro sabio Unamuno) feministas por las calles  del Berlín, Munich, Hamburgo, etc., de la Alemania de Hitler, ni de basura  independentista anti-alemana desobedeciendo a la autoridad en cualquier región del III Reich, cuyo lema era ein volk, ein reich, ein führer, ni desfile del orgullo de los que se dan por culo, ni hoces y martillos, ni puños y rosas, ni mariconadas por el estilo. Vamos, les hubiese llovido tal cantidad de mamporros que hubiesen entrado en campos de concentración completamente ensangrentados y con el cuerpo completamente destrozado y la cara desfigurada. Como español, sí me imagino a alemanas rubias de belleza espectacular trayendo rosas y bombones a la estación del tren a españoles que lucharon voluntariamente contra el comunismo en la gloriosa División Azul, verdadero tributo para la paz de España. Y sí me imagino, en contra de lo estipulado en Mein Kampf, matrimonios y familias entre españoles que fueron a trabajar al III Reich y esas alemanas espectaculares, porque en contra de lo que sucede hoy, entonces se nos quería y respetaba en la propia Alemania, por mucho que la hidra ponzoñosa embustera y manipuladora sin límite, a la única que se les permite mayoritariamente publicar, se empeñe en ocultarlo en universidades públicas (pocilgas marxistas) y privadas (logias masónicas) corrompidas (he hablado con muchos voluntarios de aquella gloriosa unidad militar y ninguno me habló mal del trato recibido y sí muy bien tanto de aquella Alemania, como de sus gentes).
 
Se perfectamente que a ustedes, los liberales y conservadores, la derecha "valiente" o no en resumidas cuentas, les interesa muchísimo identificar a los "nazis" con los comunistas, del mismo modo que a éstos siempre les ha interesado identificar a los liberales y conservadores (capitalistas y burgueses en su ideología marxista) con el fascismo (movimiento social italiano de Mussolini y nada más, fracasado estrepitosamente nada más empezar la II guerra mundial, como usted bien sabe) o con los "fascismos" (entre ellos la FET de las JONS española, el NSDAP alemán, etc.). Allá cada cual con lo que quiera creer o transmitir a los demás, pero sí le digo que la MENTIRA, venga de donde venga, tiene los días contados. Crea usted lo que le de la gana. No habrá nada encubierto que no haya de ser descubierto. 
 
Pero la VERDAD de los hechos, la que irá al Día del Juicio Final nos pongamos como nos pongamos (ya se que ustedes solo creen en el dinero, en el becerro de oro, y que los rojos son ateos sin excepción, pero "el desconocimiento de la ley, no exime su cumplimiento", ¿verdad?, además estamos en el año de Nuestro Señor de 2019, ¿verdad?) ante Dios Nuestro Señor, es que Stalin, uno de los mayores criminales, tanto cuantitativa, como cualitativamente, de la Historia de la Humanidad (junto con Lenin, Kruschev (no sabemos cuantas fueron sus víctimas aún, hasta que Putin no nos lo desvele si quiere), Breznev (idem), Mao Tse Tung (este superó a todos, menudo animal), Pol Pot, H. Kai Chek, etc.), logró extender los dominios del infierno soviético hasta más allá del Elba (donde llegó el cobarde y oportunista ejército de USA) con el apoyo de las democracias. Sí, sí, de las democracias, ha leído usted bien. Fue el aristócrata conservador Winston Churchill, del racista en extremo Imperio Británico, eso sí, democrático, el que declaró la guerra a Alemania el 03/09/1939 por invadir Polonia, pero no se la declaró a la URSS dos semanas después (17/09/1939) por hacer lo mismo (vaya ecuanimidad, él que llamaba cobarde a Chamberlain el "metiche señorito policía de Europa"). Además, tampoco declaró la guerra a la URSS por invadir Lituania, Letonia, Estonia, Finlandia, Rumanía y lo que hoy es Moldavia. Parece ser que Polonia era del máximo interés del imperio británico, pero solo los primeros 17 días de septiembre de 1939. No pareció importarle mucho la suerte que corrieron los polacos entre el verano de 1944 y la primavera de 1945, pues no exigió, junto a su colega norteamericano F. D. Roosevelt, la "democracia" para Polonia, ni garantía alguna para los pobres polacos y polacas que fueron salvajemente asesinados los primeros y violadas y asesinadas las segundas por su aliado bolchevique, que además perpetró un saqueo, sin parangón en la historia, de todo país donde pusieron sus ponzoñas los miembros deformes e infrahumanos del Ejército Rojo de la URSS de Stalin y sus sanginarios Comisarios. Como tampoco pareció interesarles entonces Checoslovaquia, que tanta polémica causó en 1938. ¿Como se puede permitir tanta hipocresía y falsedad sin levantar ni un susurro en contra? ¿No le gusta a usted este relato, verdad señor Jiménez Losantos? ¡Claro! Usted es sabio (cambió de opinión al conocer la verdad de las comunas de Mao), pero tiene un negocio que proteger con empleados. No le culpo, no se ofenda. Todos tenemos miedo, es humano.  
 
Lo cierto es que la Alemania del III Reich, la de Hitler, invadió Polonia y la URSS, pero no fue el primero en agredir ni al Reino Unido, ni a Francia, ni a los países de la Commonwealth (Canadá, Nueva Zelanda, Australia, etc.), ni a USA (los submarinos alemanes se cuidaron mucho de no rozar con sus torpedos, antes del 07/12/1941, a un solo buque, incluso los de guerra, de los miles que Roosevelt envió a los ingleses con armas de todo tipo, munición, etc., como más tarde haría con la URSS para que esta extendiese sus errores por el mundo). Fueron todos esos países los que se aliaron contra Hitler. Y éste no luchó solo (lo que hoy es Austria, Rep. Checa, Eslovaquia, incluidas en Alemania, Italia, Hungría, Bulgaria, Rumanía, Finlandia, Lituania, Estonia, Letonia, Eslovenia y Croacia, así como voluntarios de más de 20 naciones del mundo, entre ellas España, que lucharon contra el comunismo soviético. Por cierto, murieron más franceses luchando incluso en las Waffen SS, del lado del Eje, que contra él, así como ucranianos, rusos, bielorusos, noruegos, belgas, daneses, a Dinamarca la invadió sin pegar un tiro, como a Austria, los Sudetes y el resto de Checoslovaquia, y una división Waffen SS danesa luchó contra el Ejército Rojo en Berlín cuando todo estaba perdido, etc.). Y aunque Hitler acaparó muchísima más admiración en Europa y América que enemistad, le salieron mal sus planes. Buscaba un imperio hacia el este, destruyendo de paso la satánica y comunista URSS (NO SE OLVIDE ESTO JAMÁS), apoderándose de sus riquezas minerales, energéticas y agrícolas, etc., y se encontró luchando en dos frentes contra 3 potencias descomunales (USA, URSS e Imperio británico), lo que resultó fatal por la insostenibilidad del esfuerzo bélico que requería. Lo lamentable es que solamente (ojo, sin tener en cuenta la sangre de los jóvenes de sus países a los que se les engañó vilmente) por evitar que la superioridad económica aplastante del nacionalsocialismo se impusiera en todo el este de Europa y entrara en Rusia y Asia, con lo que sería imbatible a nivel mundial, los angloamericanos entraron en guerra en alianza con el comunismo, con la URSS de Stalin a la que salvó, contribuyendo a extender los errores y crímenes sin parangón de esta ideología por todo el planeta hasta hoy. Como ustedes los liberales y conservadores no creen en Dios (es incompatible servir a dos señores), solo en el becerro de oro (que les bajen los impuestos, vamos. Aunque a decir verdad, hoy, la moral cristiana a duras penas la defienden los papas y los obispos), para que hablarles de las advertencias que Nuestra Señora de Fátima nos reveló a través de los tres pastorcitos portugueses sobre Rusia (Rusia, que no Alemania) y sus errores por el mundo, en el fatídico año de 1917, o de las que después Nuestro Señor Jesucristo reveló a la polaca Santa Faustina Kowalska sobre Rusia (punto 818, si se digna usted a leerlo). ¡Van a tener más razón que los liberales y conservadores, estas Revelaciones de pobretones muertos de asco, vamos hombre! ¿verdad señor Jiménez Losantos?. Si ya escribo yo a los obispos que hay que evangelizar a los ricos y mercaderes liberales y conservadores (no solo a los pobres de África, Asia e Hispanoamérica) que son los que más bien pueden hacer con sus recursos, ideas y emprendimiento. Pero, ni puñetero caso.
 
Pero lo más importante de todo es un hecho horrible que nos han transmitido hasta la actualidad los países vencedores y que se han cuidado muchísimo de inculcar incluso en las aulas de todos los colegios del mundo. Me refiero al denominado holocausto, materia incluida en la LOMCE como exigencia que el subnormal político conservador Wert, presionado por poderes satánicos, se vio obligado a imponer doctrinalmente a los más pequeños (nunca el holodomor, por ejemplo, sino el holocausto). El holocausto supone que 6 millones de judíos fueron exterminados en campos de concentración (Auschwitz, Majdanek, Bezec, Treblinka, Sobibor, Dachau, Mauthausen, etc.) de modo deliberado por fuerzas del III Reich, concretamente de las SS, aunque no sabemos si realmente participaron otros, como ucranianos, rumanos, etc. Cada vez es más contradictoria la nueva evidencia con la versión oficial. También ya han pasado más de 70 años y ya no vive Stalin para intimidar al oeste con su propaganda mentirosa sin límite. Además, ya no todos son como Vasili Grossman, que escriben al dictado de la hoz y el martillo y sus colegas occidentales ya no todos dicen amén por 30 monedas de plata o por miedo o complejo. Por cierto, los nazis pagaron en las horcas de Nüremberg sus crímenes (que sí los cometieron, faltaría más), pero los angloamericanos y los soviéticos nunca pagaron por los suyos, muchísimo mayores tanto en un caso como en el otro. ¿Que no?¿Donde están los cadáveres de los soldados de la Wehrmacht que se rindieron en mayo de 1945 (varios millones), muchos de ellos niños, adolescentes y ancianos? Y todavía tienen la desfachatez de hablar de las decenas de prisioneros que los alemanes asesinaron en su desesperada ofensiva de las Ardenas para justificar sus demenciales masacres. ¿A cuantas mujeres alemanas y de otras nacionalidades del este de Europa violaron los soviéticos y sus aliados angloamericanos?¿Cuantas ciudades de USA repletas de mujeres,niños y ancianos, incluso refugiados,  fueron bombardeadas criminalmente con bombas incendiarias mientras los hombres estaban en el frente,como por ejemplo Dresden, Berlín, Hamburgo, etc.?¿Lanzó Hitler la bomba atómica en algún lugar, como sí lo hizo USA, teniendo en cuenta que sí la había desarrollado (y de eso sí que sabían Oppenheimer y Einstein) y lo que se estaba jugando?¿Utilizó armamento químico, como otros?
 
Hoy te meten en la cárcel en Alemania y muchos otros países si niegas tan solo el hecho de que existiera un plan para exterminar a todos los judíos bajo dominio alemán (11 millones en enero de 1942 según documentación "recuperada" de la famosa conferencia en la que supuestamente se les sentenció a morir en "cámaras de gas con Zyklon B", y presentada en los juicios de Nüremberg como prueba, luego se "salvaron" 5 millones). Eso sí que es una ley censora de mordaza histérica democrática que no histórica, que, por la desgraciada costumbre que tenemos en España de imitar todo lo malo que viene de fuera, nunca lo bueno, ha tenido su reflejo en la ley de criminalización histérica de los católicos fusilados por los rojos, cuyas consecuencias venimos padeciendo cada vez con más intensidad. Y, si nos fiamos de lo que la literatura permitida (no censurada democráticamente) de todos los tiempos ha escrito en su mayoría de diversos personajes históricos, no cabe duda, los 3 peores han sido por este orden: Jesucristo Nuestro Señor, Hitler y Franco. ¿O acaso era bueno Nuestro Señor no solo para los judíos fariseos que le asesinaron, "serpientes, raza de víboras" como Nuestro Señor les califica en Mt 23 33, sino para los emperadores romanos, de Nerón (cuya versión oficial es que los cristianos quemaron Roma, nada menos) a Diocleciano, para los países paganos de todos los tiempos y, no digamos ya, para los comunistas empezando por el que creo el animal de forma humana llamado Lenin?¿Van a reconocer algún día los logros de la España de Franco los socialistas, anarquistas, comunistas y progres en general (muchos de ellos beneficiarios incluso hoy)?Y, ¿alguna vez se atreverán, los demócratas de toda la vida o los de ayer, a sacar a la luz el número de víctimas judías, de esos 6 millones, que asesinaron los borrachos de vodka, saqueadores, violadores y asesinos del Ejército Rojo de la URSS de Stalin? ¿O los comisarios comunistas soviéticos, que mataban a sus bestias infrahumanas, a sus "ivan" cuando no avanzaban contra el enemigo (como en Krasny Bor) o desertaban o no cruzaban desarmados un campo de minas para "desactivarlas" volando por los aires, etc., acogieron "fraternalmente" a los millones de judíos "liberados" por ellos que "colaboraron", salvajemente esclavizados, con la industria de guerra alemana en fábricas, canteras y minas, contra el país del "proletariado mundial"?¿QUIÉN MATÓ REALMENTE A LOS 6 MILLONES DE JUDÍOS? ¿Seguro que con la cuestión judía no estamos ante otro gigantesco Katyn?¿Qué verosimilitud es atribuible a los soviéticos, verdaderos autores de la actual versión oficial asumida acríticamente, que "liberaron" los campos de "exterminio", cuando los bolcheviques siempre han culpado al capitalismo y a los fascismos de las hambrunas de los primeros tiempos tras el golpe de estado de Lenin y los suyos, la guerra civil post-revolucionaria, el holodomor, las purgas de Stalin, el genocidio perpetrado en los cientos de gulags, chekás, cárceles, fusilamientos en bosques, etc. a elementos considerados contrarrevolucionarios, enemigos del pueblo, espías capitalistas y saboteadores?¿Quién blanquea y justifica el comunismo, sino USA, UK y el mundo democrático en general?¿Quién oculta los crímenes del comunismo al mundo, sino los liberales y conservadores que, como el  borracho conservador lamebotas de Stalin en el Kremlin, en Teherán, en Yalta y en Potsdam, y el masón anticristiano adúltero socialdemócrata liberal del "New Deal with the devil" que les enseñó a los soviéticos, por medio de sus ingenieros yankis, a producir fusiles pepeshina (al comenzar la guerra los rojos no tenían ni fusiles para todos los soldados), carros T-34, lanzacohetes Katiusha, etc.?¿Figura todo este tipo de razonamientos en su libro, señor Jiménez Losantos, o se trata de una memoria selectiva "políticamente correcta" que denuncia unas cosas y oculta otras?¿Dejará todo esto para una segunda parte?¿Hemos de creer la versión oficial según la cual en plena recuperación de los aliados contra el Eje, a partir de 1943, se usaban los trenes en los dominios del III Reich para trasladar no tropas, cañones, tanques, munición, equipamiento diverso, medicinas y equipo quirúrgico, correspondencia, etc., vitales para aprovisionar los frentes adecuadamente, especialmente el del este (en el que las carreteras apenas existían y sí caminos embarrados hasta lo inimaginable), sino judíos para "gasearlos" en campos situados al este porque en los del oeste eso no se hacía según han reconocido recientemente los informes ocultos de sus liberadores angloamericanos (al menos no lo hicieron con Largo Caballero, entre otros insectos subhumanos)?¿Hemos de creer la versión oficial según la cual los alemanes solo "dejaron" morir de hambre a millones de soviéticos, soldados capturados y civiles, porque no estaban allí para alimentarles (aunque necesitaban mano de obra para su industria) y que los judíos supervivientes aguantaron años sin comer ni beber?¿O es que no sabían los alemanes (la nación más culta, civilizada, industrial y rica del mundo en aquel momento) que ningún ser humano o no, no sobrevive sin agua ni alimento una sola semana?¿A qué grado de retraso mental, miedo, cobardía, drogadicción, acomodo, anestesia generalizada, imbecilidad, depravación, inmoralidad, ignorancia, pasotismo, etc., ha llegado la humanidad que ya se "traga" cualquier cosa que los poderosos de toda la vida (democratas hoy, tiranos ayer y hoy encubiertos) nos quieran imponer dictatorialmente como "historia democrática" enemiga extrema de la verdad? Honestamente, señor Jiménez Losantos, ¿cree usted realmente que se puede ganar la cruzada a la mentira de modo parcial, en un solo país, obviando la totalidad en un mundo global? ¿Cree usted, de verdad, que Hitler y su Alemania, Franco y su España, Mussolini y su Italia, Mannerheim y su Finlandia, etc. eran tan malos, tan infernales como se nos dice? Los regímenes son buenos o malos dependiendo para quién. Y para los que somos católicos, la puta de Babilonia conocida con el nombre de democracia (más bien demoniocracia), es sencillamente mortal, y no el régimen de Franco ni el de Hitler.¿Quién sino los judíos, enemigos de Jesucristo Nuestro Señor, anticristianos como Jorge Soros, están más interesados que nadie en ocultar los crímenes del comunismo, el principal enemigo de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana?
 
Adolf Hitler, canciller del III Reich alemán, envió a mi tocayo Von Sperrle (que tanto y tan sabiamente influyó en Franco) como comandante en jefe de la gloriosa Legión Condor alemana, una unidad que no resultó decisiva a decir verdad, pero que colaboró muchísimo y muy bien al triunfo de los católicos cruzados de verdad, de la España católica, como también lo hicieron los italianos del CTV, los pobres apaleados en Guadalajara y triunfantes en Santoña y Santander. Y esto es verdad se pongan como se pongan. Y no hubo gaseamiento de judíos ni de rojos (términos ambos sinónimos para Hitler según su libro Mein Kampf) en camaras de gas de campos de concentración que nunca existieron  en España, ni tampoco la más gloriosa aún División Española de Voluntarios ó División Azul perpetró tales crímenes y sí celebraba misa con los niños, mujeres y ancianos rusos, compartía su rancho llegado de España con ellos, apiadándose de su tremenda desgracia en suelo del infierno soviético (ni siquiera los partisanos bolcheviques albergaron odio contra los españoles, ni Stalin halló prueba alguna de crimen cometido por esos héroes de nuestra patria, muchos de ellos de FET de las JONS universitarios, que hoy se vilipendian por parte de socialistas y comunistas sin alma ni entraña alguna de bondad y con una cobardía realmente despreciable y miserable. Y esto por mucho que los "propaganderos" rojos (la inmensa mayoría mayoría, a los que se les permite obtener los doctorados cum fraude de hoy día, como usted sabe, aunque sean analfabetos perdidos) se empeñen en imponernos lo contrario incluso con amenazas de cárcel para el discrepante. Mi abuelo paternal, que en paz descanse, formó parte del personal de reemplazo español que sirvió en nuestra Cruzada Redentora en el aeródromo de Virgen del Camino de León (cuando esta españolísima ciudad, se engalanaba de forma similar al Munich de los tiempos de Hitler, con sus cruces gamadas sobre fondo blanco y rojo), donde se ubicó la Legión Condor con sus Heinkel "Pedro" y sus Messerschmidt BF 109, dado que la cercanía de Ávila a las pistas de Barajas, en poder de los rojos, ponía en peligro los aviones ante un ataque a tierra de los chatos y ratas soviéticos, y en León eran más útiles para la campaña del norte y sobre la sierra madrileña. Pues bien, jamás le oí decir a él, como a muchos otros del pueblo y la provincia de León que lucharon con los nacionales, ni a los propios rojos o nacionales de otras provincias, que existiesen campos de concentración con cámaras de gas donde los rojos o judíos eran axfisiados. Esta es una puta mentira más de esa cordillera de himalayas de mentiras que los rojos no paran de hacer crecer día a día, hora a hora, enloquecidos de odio a Dios, a cada país, no solo España, a la naturaleza por Él creada, a la familia, al matrimonio, a la maternidad, a la vida, a la verdad, a la historia a la que odian y que quieren eliminar, a la propiedad, al orden, a la ley, a los que les perdonaron que les fusilasen en Paracuellos, Camuñas, etc. Como será su esquizofrenia de odio ilimitada vengativa, que tratan de hacernos creer que están muy interesados en dar sepultura digna a los cadáveres de las cunetas y no han pedido jamás al presidente francés excavadoras para desenterrar y dar sepultura digna a las decenas de miles de "fusilados" (por Franco por control remoto, supongo) que yacen en fosas comunes de las playas y campos del suroeste francés, donde se les acogió entre alambradas de espino y guardias y gendarmes armados, por parte del "aliado" frente popular francés de comunistas y socialistas galos en aquel mes de invierno de 1939, cuando huyeron cruzando los Pirineos. Allí hallarán los cadáveres que tanto les interesa sepultar dignamente, si es que es verdadero su interés. Allí los acogieron sin barracones o tiendas (a la intemperie) en que refugiarse del frío, sin medicinas ni apenas asistencia sanitaria, ni letrinas, ni alimentos y amenazados continuamente por soldados senegaleses que no dudaban en disparar a matar ante cualquier intento de fuga. Como será su esquizofrenia de odio ilimitada vengativa cuando no paran de censurar en los medios los hallazgos de cadáveres de anarquistas y trotskistas del POUM por un lado, y milicianos de la UGT, comunistas y socialistas por otro, todos ellos muertos en su "guerra civil interna" dentro de la Cruzada, con restos de munición de las armas que solo usó el bando rojo tipo ametralladoras maxim soviéticas. En fín, como estarán de enfermos si cada hallazgo les compromete más y más en el genocidio anticatólico y antiespañol que perpetraron ellos, si cada vez baja más la cifra (con nombres y apellidos) de víctimas rojas ajusticiadas por tribunales militares del bando nacional y cada vez sube más la cifra de víctimas nacionales y rojas asesinadas por los tribunales y paseos pepetrados por los propios rojos. En esta tesitura, ¿cómo no les va a ir la vida en censurar toda la historia aunque sea por decreto dictatorial? ¿Cómo no van a intentar por todos los medios que los niños y jóvenes no aprendan historia en colegios, institutos y universidad? Necesitan la mentira como el aire que respiran. Los rojos (los de todo el mundo y todo tiempo) solo hacen uso de la legitimidad cuando les conviene a sus perversos fines, como cuando en la URSS, Stalin tuvo que decirle a Beria que ya habría tiempo para fusilarles, cuando éste se le quejó con que los científicos soviéticos necesitaban levantar la censura sobre el uso de la teoría general de la relatividad (considerada allí "burguesa") para construir la bomba atómica? No obstante, a los liberales y conservadores (interesados solo en que le bajen los impuestos cuanto más mejor) no parece importarles ser agradecido con quienes nos ayudaron a vencer a la bestia roja en nuestra patria, aunque no pudieron derrotarla en Rusia. Parecen ustedes más inclinados a admirar a los que nos expulsaron de Florida y Luisiana como pago por la ayuda crucial de Gálvez y los españoles, a los que nos expulsaron a cañonazos de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, a los dueños de Gibraltar y enemigos de la Pérfida Albión y a los amos de nuestro ejército por medio de la OTAN, que nos obliga a defender la unidad y la integridad de la patria de los países bálticos, con cazas y tanques, aunque no la de la propia España, según marca el artículo 8.1 de ese panfleto inmundo que llaman prostitución, quiero decir constitución. En fín, poderoso caballero es don dinero.
 
Adolf Hitler, con su raza aria de cabo austríaco condecorado tras 4 años en el frente, herido dos veces, en fin, se alió a la raza aria japonesa, a la raza aria rumana, a la raza aria búlgara, a la raza aria de Joseph Goebbels (de nombre hebreo), a la raza aria italiana, a la raza aria húngara, etc., se "enamoró" de Imperio Argentina (según ella no paró de enviarle flores y champagne, y no fue el único, pues parece que la plana mayor del partido nazi quedó encantado con ella y su séquito español) cuando fue a rodar una película a Berlin en 1936 sobre gitanos en Analucía, no invadió España aunque su posición hubiese sido crucial para defenderse de los angloamericanos, cruzó buena parte de Europa para pedirle a Franco en Hendaya que entrase en la guerra o que le permitiera pasar a sus tropas (a Francia no se lo pidió) y Franco le pidió a él mucho más en víveres, armas, territorios, etc., permitió la retirada de la División Azul, cargada de cruces de hierro y condecoraciones, cuando todo se ponía feo, nos pagó bien caro el Wolfran y otros minerales, etc. Aunque era patriota y antimarxista, parece ser que su racismo anti-judío no se puede perdonar, pero sí el de Stalin (en la Rusia del siglo XX tuvieron lugar los mayores pogromos de la historia de la humanidad, especialmente en el período soviético. Todavía no sabemos, entre las víctimas del comunismo, cuantas lo eran por ser judías, deportadas a gulags, torturadas y asesinadas, como Vinogradov), sí el racismo criminal del Imperio británico contra paquistaníes, indios, sudafricanos, etc., sí el racismo de USA contra los negros, sí el de Sabino Arana y su hermano contra los "maketos" de raza inferior a "los que nos había que ahogar en nuestra sangre", sí el de los hutus contra los tutsis y viceversa, etc., sí el de Black Power, o el del KKK, pero el de Hitler no. VAYA PUTA MIERDA DE HIPOCRESÍA.
 
De verdad le digo, Sr. Jiménez Losantos, que nunca oí hablar bien de la vida en la URSS ni de ninguno de sus países satélites cuando conversé, como voluntario de la Cruz Roja en el centro de inmigrantes de la Casa de Campo de Madrid, hace algunos años, con los propios habitantes de esos países (Rusia, Ucrania, Bielorrusia, países bálticos, Moldavia, Rumanía, Bulgaria, Polonia, etc.) que se atrevían a sacar a relucir la verdad de aquel monstruoso y contranatural sistema. Sin embargo, siempre que hablé con jubilados alemanes, austriacos y españoles que vivieron en la Alemania de Hitler, nunca me hablaron mal de ella, ni fueron conscientes jamás de lo que se estaba perpetrando supuestamente contra los judíos o personas de otras nacionalidades, salvo lo acaecido en los frentes. Cuando varias personas que lo vivieron, que no se conocen de nada coinciden en lo esencial, componente emocional aparte, claramente se deduce que se nos está ocultando la verdad, incluso con cárcel, censura y amenazas de todo tipo a quien ose desafiar la versión oficial.
 
No estoy, con todo esto, defendiendo nada más que la VERDAD. No defiendo a revisionistas romanticones y nostálgicos de no se qué. Defiendo, o trato de hacerlo, la verdad, la verdad que nos hará libres, sí. Y usted valora mucho la libertad, ¿verdad?, pero la verdadadera, no esa farsa de las drogas y el libertinaje sexual o promiscuidad, que me parece a mí que te hacen más esclavo aunque "prometan" lo contrario. Porque hay que saber la verdad para no obrar mal en lo sucesivo, y, sobre todo, para no repetir insistentemente los mismos errores. Por eso, a los católicos se nos recomienda sabiamente la sanísima práctica de la confesión. Es bien sabido que cuando uno confiesa se queda como nuevo, liberado de toda la carga por muy pesadísima que esta sea para nuestras conciencias. Pero además te hace valorar más la verdad y te otorga otras muchas virtudes que no se encuentran en este mundo. Pregunte usted si no me cree. Nada hay como dormir (y morir incluso) reconciliado con la verdad, que es Nuestro Señor Jesucristo. Y, por último, viviendo lo que hoy estamos viviendo estos tiempos en España, con unos individuos que tratan de "internacionalizar" el "conflicto" de décadas de odio unidireccional hacia nuestra querida patria y hacia nosotros, los españoles, que tratan de convencer a otros para que nos vengan a bombardear, como a Sarajevo hace años, matándonos porque no les damos la independencia, ¿es usted capaz de comprender que si algún ser amado por mí, alguno de esos seres por los que daría uno su vida porque valen más que todo el oro y riquezas de la tierra, resulta muerto por esos sujetos y sus aliados internacionales, dejan de ser prójimos y enemigos para mí y se convierten en alimañas infrahumanas a las que hay que exterminar o esclavizar sin contemplaciones en campos de trabajo forzoso, por muy anticatólico que esto sea (yo no soy Dios, no soy nada, soy tan miserable pecador que no soy digno de ser polvo  bajo los pies de Jesucristo Nuestro Señor, verdadero Dios y verdadero Hombre, pero soy débil, no lograría contener la ira y el odio y pecaría con seguridad para mi desgracia. No soy santo que todo lo soporta, aunque lo quisiera más que nada)?¿Se puede condenar, pues, a Franco y a Hitler y a los que lucharon verdaderamente contra el comunismo y no a favor de él? Piense, piense...
 
Un saludo, señor Jiménez Losantos
Hugo Rodríguez Pacios.