Las audiencias de El Hormiguero durante las entrevistas a los cuatro líderes políticos nacionales (Sánchez no ha querido ir al programa porque en el estudio no hay sitio para aterrizar) son suficientemente elocuentes. A saber:

· Íñigo Errejon: 2 millones

· Pablo Casado: 2 millones

· Albert Rivera: 2,5 millones

· Santiago Abascal: 4 millones

· Pablo Iglesias: 1,5 millones

Así es, Pablo Iglesias desplomó anoche la audiencia de El Hormiguero y dejó el índice por debajo de la mitad de lo que acredita habitualmente, una buena noticia que abona la esperanza de que España vuelva a ser un país normal.