El padre, que se llama Gabriel Cruz y que es periodista, se quedó triste ante la revelación de su pequeña de 10 años: su maestra les había dicho en clase que eran los progenitores los que compraban los regalos. Ante esta sentencia inesperada, lo negó en rotundo. Pero la niña insistió y quiso confirmar las palabras de su padre en Google: "Ahí es cuando me llevé un chasco. Al poco de escribir en el buscador: los Reyes Magos existen, las primeras entradas que aparecían eran: Cómo decirle a los niños que los Reyes Magos no existen y titulares de ese tipo", explica Cruz a esta misma agencia.

Tras la comprobación, el padre decidió apagar el ordenador antes de que la pequeña se pudiera percatar de algo, según relata. Tras el episodio, el progenitor decidió ponerse en marcha e hizo una web –www.losreyesmagosexisten.com– para demostrar la existencia de los Reyes Magos, la cual enseñó a su hija al día siguiente. Consiguió convencer a la niña e, incluso, hizo que volviera a creer, según relata.

El site incluye reportajes de cómo se realiza "la distribución de los regalos y se desmontan varios mitos", prosigue este padre, "y también se descubre cómo sus Majestades saben hoy en día como se han portado los niños gracias al big data,entre otras cosas". Así, poco a poco, se van sumando pruebas y explicaciones que les vendrán muy bien a muchos padres para justificar la existencia real de los Reyes Magos de Oriente, según señala.

FUENTE:https://elpais.com/elpais/2018/12/24/mamas_papas/1545651821_062168.html