Raquel Cubero, pese a ser todavía muy joven, cuenta con una dilatada y exitosa carrera periodística desde que se licenció en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Tras acumular experiencia y buen hacer, en el año 2015 fundó su propia empresa de comunicación.

Es una persona extremadamente creativa, perfeccionista y proactiva. Disfruta con los retos porque necesita aprender constantemente y superarse a mí misma. Nos atendió muy amablemente para hablar de lo que más le apasiona: el periodismo.

 

¿Podría hacer un breve resumen de su trayectoria profesional?

Nada más finalizar la carrera entré a formar parte del equipo de Comunicación del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, donde desarrollé fundamentalmente labores de gabinete de prensa, protocolo y organización de eventos, llegando en los últimos años a desempeñar el cargo de Redactora Jefe de la Revista de Obras Públicas, revista técnica sobre Ingeniería Civil decana de la prensa española no diaria. Fueron 25 años de desarrollo profesional muy enriquecedores en los que tuve la oportunidad de trabajar con extraordinarios profesionales como Juan-Miguel Villar Mir o Juan Antonio Becerril, grandísimo caballero español y enorme persona.

 

¿Lo pudo compaginar con otras labores periodísticas?

Siempre me apasionó el mundo de la radio y la televisión por lo que simultaneé el trabajo con mi formación como presentadora y como dobladora. Otra de mis grandes pasiones es la comunicación política, por lo que también durante esa etapa, me preparé concienzudamente en áreas como la relación de las organizaciones con sus públicos, las claves del Lobby en España, Communicagement, Comunicación ante los retos del Social Business o el  Community Management y la gestión estratégica.

 

Y también es una mujer emprendedora...

En el año 2015 fundé mi propia empresa de comunicación en la que ofrezco servicios de liderazgo, posicionamiento y marketing directo tanto a personas como a empresas e instituciones y el diario masbrunete.es, ahora madriedesmas.es, ha sido uno de mis principales activos. He dirigido el área de comunicación de diversas campañas electorales, tanto en el ámbito de la empresa privada como en el político, que han resultado exitosas con la victoria del candidato.  Actualmente soy socia fundadora y CEO de la empresa Grupo Babel Media y directora del diario digital madridesmas.es (con origen en el diario local masbrunete.es).

 

¿Por qué decidió estudiar periodismo?

Sé que no podría haber estudiado nada más porque amo el periodismo. Ser periodista no es tener un trabajo sino sentir una vocación que supone una forma de vida. Creo que llevo la escritura en el alma y la necesidad de contar y de informar, por encima de todo. Para mí es un orgullo pertenecer a esta profesión, integrada, en su esencia y sentido más puro, por profesionales que dedican cada día de su vida a ofrecer información veraz al mundo.

 

Optó por ser empresaria de la comunicación....

Como indicaba anteriormente, en el año 2015 fundé mi propia empresa de comunicación. Soy una persona extremadamente creativa, perfeccionista y proactiva. Disfruto con los retos porque necesito aprender constantemente y superarme a mí misma. Creo que sentí la necesidad de ser mi propia jefa para poder dar rienda suelta a toda mi capacidad, mi ilusión y mis ganas de transformar en algo tangible mi amor por el periodismo.

 

¿Por qué se decantó por esta rama del periodismo?

Actualmente puedo decir que me dedico a dos vertientes diferentes del periodismo. Por un lado, la prensa en su sentido más clásico en cuanto a cuestión de fondo, aunque no en cuanto a la cuestión de forma porque el diario que dirijo se edita en formato digital, no en papel.

 

Y, por otro lado, la comunicación como herramienta estratégica de posicionamiento, liderazgo y marketing directo, para empresas, personas e instituciones.

 

Háblenos de su empresa y el trabajo realizado...

En el área de comunicación, la discreción es uno de nuestros baluartes más valorados, por lo que no puedo revelar muchos detalles, aunque puedo indicar que nuestro eslogan “hacemos líderes”, resumen la esencia de nuestra filosofía empresarial. Resulta muy gratificante comprobar los buenos resultados obtenidos gracias a un trabajo bien hecho, tras el que nuestros clientes o sus productos han logrado posicionarse como líderes de su sector o han obtenido un reconocimiento de prestigio que jamás imaginaron alcanzar el día en que vinieron a visitarnos y nos plantearon sus demandas y necesidades.

 

En cuanto al diario digital puedo decir que es “el niño de mis ojos” porque lo he visto nacer desde la publicación de la primera noticia en febrero de 2016, e ir creciendo hasta alcanzar una media de 17.000 lectores semanales. Esta es la principal razón que me ha llevado a relanzarlo desde el ámbito local al regional. Cada noticia publicada, cada relato, cada entrevista… tiene su historia y su propia alma.

 

¿Cómo las redes sociales han revolucionado el mundo de la comunicación?

Sin duda, las redes sociales han marcado un antes y un después en la historia de la comunicación. Y como toda gran revolución tiene una faz positiva y otra negativa.

 

Las redes sociales son una herramienta de comunicación enormemente eficaz por su inmediatez, su flexibilidad, su concreción y por su cercanía que permite el feedback directo entre emisores y receptores. Pero cada uno de estos rasgos positivos se transforma en negativo cuando no se hace un uso adecuado de ellas, lo que por desgracia ocurre de manera permanente.

 

Por ejemplo, la inmediatez se transforma muchas veces en falta de calidad y, lo peor, falta de veracidad. La flexibilidad invita a deformar el lenguaje. La concreción fomenta la simplificación y el hecho de que los usuarios se queden conformes con la lectura de un titular sin que les entre inquietud por conocer en profundidad los asuntos. Y el feedback directo fomenta en ocasiones un debate irrespetuoso en el que suelen predominar los insultos, las amenazas y el mal gusto.

 

De hecho, prácticamente todo el mundo, al menos de la prensa, está casi obligado a estar en ellas...

Efectivamente, hoy en día resulta impensable que los periodistas no dispongamos de redes sociales por una cuestión profesional, pero también por una cuestión personal, lo que es extrapolable a miles de millones de habitantes en todo el mundo. Las redes sociales son inmensamente útiles pero también son la esclavitud del siglo XXI.

 

Y los medios pequeños si difunden bien en redes pueden llegar a influir a mucha gente...

Para todos los medios de comunicación, grandes y pequeños, el apoyo de las redes es imprescindible, pero en el caso de los pequeños mucho más. Generalmente los medios pequeños se constriñen a un área geográfica local, en donde la cercanía con los vecinos es mucho más directa y, generalmente, estos medios se convierten en el mejor vehículo para contar sus historias y vivencias personales, las fiestas patronales, alguna singularidad protagonizada por los vecinos, etc. Compartir y difundir esas noticias locales en redes sociales supone un efecto multiplicador directo de los impactos, muchas veces fomentado por las interacciones de los usuarios a través de likes, comentarios y compartición de los post.

 

Hoy más que nunca circula mucha información por la red y hay que saber discernir, pues proliferan las fake news...

Hace años se hablaba comúnmente del intrusismo profesional, hoy ese concepto se ha sobrepasado de tal manera, que ha perdido todo sentido. La gente debe ser consciente de que millones de personas en todo el mundo  manejan perfiles en las redes o blogs, cuentan su versión de los hechos e incluso emiten opinión. No son profesionales de la información y por ello no conocen cuestiones como la ética periodística, el deber de contrastar las fuentes y de ofrecer información veraz, etc., etc.

Es un fenómeno imposible de controlar pero, al menos, debería ser importante que la sociedad fuera consciente de esta diferencia y de que no todos los mensajes que circulan en las redes son veraces.

 

La prensa en papel tiende a desaparecer...¿Cómo ve el futuro de la comunicación?

Llevamos muchos años con ese debate sobre la mesa y aún siguen existiendo periódicos en papel. Es cierto que cada día se imprimen menos ejemplares, las tiradas han descendido notablemente en las últimas décadas y, supongo que tristemente algún día llegarán a extinguirse por completo, pero mientras existan las generaciones de nuestros abuelos y padres, e incluso la nuestra, el papel seguirá compartiendo espacio con el mundo online.

 

¿Cómo valora la labor de El Correo de Madrid?

Lo valoro de forma muy positiva. Dicen que la calidad de la democracia de un país se mide por la calidad de sus medios de comunicación y, en este sentido, la calidad de sus contenidos y la libertad de exponerlos son valores de máxima importancia. El Correo de Madrid es un diario con personalidad propia, valiente y que ocupa un espacio de línea editorial que se hacía imprescindible en los tiempos que corren, en que la pluralidad compatibilizada con el respeto no suelen ir unidos de la mano en demasiadas ocasiones. Por ello, quiero aprovechar para felicitaros por vuestro gran trabajo y desearos muchos años más de éxito informando, culturizando y entreteniendo a los lectores.

 

Javier Navascués Pérez