El periodista limeño Luciano Revoredo es el director de LA ABEJA, digital peruano comprometido con los valores perennes y fundacionales de nuestra civilización cristiana, como la verdad, el bien, la justicia, la belleza, y la caridad.

Especialista en temas relacionados a la cultura tradicional, es activista provida y profamilia. Ha ocupado importantes cargos en el sector público y privado en el Perú. Ha sido Director General del Instituto Nacional de Cultura, Director del Museo Metropolitano de Lima, Asesor y Gerente en diversos ministerios y ayuntamientos. Es autor de varios libros.

¿Cómo nace la página?

La Abeja nació en julio de 2015, se podría decir que todo se inicia meses antes en las redes sociales. Había un grupo de gente con la que siempre coincidía en comentarios e ideas en el Facebook. Incluso a varios de ellos no los conocía personalmente, pero la coincidencia era total.

Un día en una de esas tertulias virtuales empezamos a hablar de la necesidad de un medio en el que se de combate al progresismo. Un medio de derecha y católico. Esa idea quedó flotando. Un buen día tuve la idea de convocar a una reunión. Llegaron alrededor de quince personas. Les esbocé la idea. Haríamos un medio digital. Un portal de opinión. Del consenso de esa reunión en un club de Lima surgió La Abeja.

 

¿Por qué ese nombre?

El nombre es porque las abejas viven en una sociedad perfecta, armónica, hay autoridad y jerarquía,  no hay revolucionarios. Una sociedad productiva y laboriosa. Por otro lado la miel que producen es el único producto orgánico que no se descompone. Arqueólogos han encontrado miel aún comestible en tumbas egipcias de miles de años de antigüedad. Esto da una idea de trascendencia. Por otro lado si bien nos da la miel, también sabe picar para defenderse, aunque saben que morirán en el mismo acto de defenderse.

 

¿Cuál su línea editorial?

La Abeja es un proyecto que aspira a aportar algo a la sociedad, desde el compromiso con valores perennes y fundacionales de nuestra civilización, como la verdad, el bien, la justicia, la belleza, y la caridad, así como desde la afirmación de la trascendencia como punto de referencia.

Nos motiva la necesidad imperiosa de reintroducir y revitalizar esos principios fundamentales en nuestra vida pública, y mostrar su relevancia aquí y ahora.

 

¿Qué secciones tienen?

Los artículos que publicamos se dividen en Historia, Política. Cultura, Internacional, Iglesia y Sociedad, Vida y familia, además de la Columna del Director.

¿Hasta donde llega su difusión?

Somos prácticamente el único medio coherentemente conservador en el Perú. Contamos además con colaboradores internacionales de gran nivel. Por eso hemos logrado miles de lectores, tanto en nuestro país como fuera.

 

¿Qué aporta de nuevo La Abeja en el compromiso con la verdad?

Se trata de defender y divulgar valores que llevan ya demasiado tiempo siendo subvertidos por quienes, desde ideologías extrañas y extremistas, los rechazan, o por quienes creyendo en ellos, no asumen con responsabilidad y valentía su deber moral y cívico de hacerlos vigentes.

La subordinación de esos valores a cálculos de corto plazo, electorales o de otra índole, que conducen a la complacencia y a la inacción frente a la constante socavación de esos valores fundacionales, es uno de los problemas más graves que enfrentamos como comunidad.

La Abeja nace con el objetivo fundamental de dar a esos valores trascendentes el peso que les corresponde en el debate nacional, sin complejos “políticamente correctos”. En ese sentido nuestra misión es, a la vez, crítica y constructiva.