Y sus madres serán unas santas, como dice el dicho popular. 

Yo particularmente no tengo nada contra la broma e incluso rozando el insulto, pero siempre contra alguien de tu misma edad, como decíamos en el colegio.

Dichos periodistas que han hecho viñetas contra Dios, pero que han sufrido un atentado de los seguidores de Alá y no han tenido cojones a ridiculizarles, sí se han atrevido en su edición digital en sacar esto contra el héroe de la semana. Contra un hombre íntegro. Contra alguien que estoy seguro que esto no le sacará ni un enfado, pero a mi sí. Y como no lo dice él, lo digo yo. Ante esto, solo se puede decir que son unos miserables, unos cobardes y unos hijos de puta.

 

WhatsApp_Image_2019-10-09_at_20.26.26