Virgilio decía en la Eneida que la fortuna favorece a los audaces. Y se precisa de una gran audacia para desafiar al poder, en particular haciendo preguntas incómodas que puedan poner en entredicho que esté siendo correctamente ejercido. El poder como fuerza pero también el poder sobre las conciencias.
 
Sócrates, el ateniense, preguntaba a los sofistas de su tiempo por sus presuntos conocimientos, e iba pelando, pregunta a pregunta, las capas de palabrería del fruto del discurso sofista hasta llegar al núcleo mismo de verdad que había en él. Y la verdad final, la nuclear, era que no había Verdad, por lo general, sólo sofisticados  juegos de palabras. 
 
Preguntas en principio inocentes, sencillas e incluso a veces evidentes, pueden ir minando la credibilidad de quién se ve en la tesitura de responderlas. De ahí que a Sócrates le condenaran a muerte en Atenas y que en general se persiga, en todo tiempo y lugar, a quien pregunte de más o formule preguntas incómodas a quien detente el poder. 
 
Cake Minuesa es bien conocido por todo aquel que haya querido buscar fuentes de información no oficiales. En nuestro tiempo por desgracia las grandes fuentes de información, los grandes medios, son "oficiales" en altísimo grado, en el sentido de que dejan muy poco espacio a la información que al poder no le agrade difundir y, cuando lo hacen, es porque es tal la marea que no pueden evitar que se filtre a la gente de una u otra forma, así que la exponen, si bien sesgadamente.
 
Como Sócrates en su tiempo, si bien pertrechado con herramientas para grabar las preguntas y las correspondientes respuestas, Ciudadano Cake va preguntando a bocajarro por las calles sobre cuestiones relacionadas con el poder. Llega con sus preguntas directamente, siempre que físicamente no se lo impidan, a partidarios de una u otra facción, e incluso a sus representantes. Pero a diferencia de Sócrates no encuentra prácticamente nunca una sofisticación elevada, bien porque pregunta a gente corriente, ideologizada o no, o porque los sofistas de nuestro tiempo a los que da alcance no van mucho más allá del eslogan y dejan todo lo demás al marketing político y al dominio de los medios.   
 
Y si te encuentras un Muro....la Verdad es el Muro.
 
Cake Minuesa ha respondido unas preguntas para El Correo de Madrid. Agradezco que haya podido sacar un pequeño hueco de su vertiginosa agenda para atendernos.
 
1.- Algunas virtudes son necesarias para que desarrolles tu labor, en particular la valentía, que en tu caso en ocasiones roza la temeridad. ¿Qué te impulsa a jugarte el pellejo para recibir, en la mayoría de los casos, silencios, amenazas y desprecios de personajes ignorantes o malvados?
 
Pues mira, buscar la verdad, que da como resultado final un reportaje distinto, que nos produce tanta satisfacción, que nos impulsa a seguir nuestro camino.
 
Esos personajes de los que hablas son los que la mayoría perteneciente al duopolio mediático se dedica a blanquear o incluso a vendernos como simpáticos: criminales, asesinos, secuestradores... saber que a la gente le produce la misma extrañeza que a nosotros y que nos muestra su apoyo es lo que nos anima a seguir adelante.
 
 
2.- Al tener que dirigirte tantas veces a auténticos bárbaros, en el peor de los sentidos, ¿no te sientes una especie de corresponsal de guerra en su propia patria?
 
De hecho, Javier Ortega Smith me definió como corresponsal de guerra en tiempos de paz.
 
Pero peor sería ser corresponsal de guerra en nuestra propia patria porque eso querría decir que los que quieren destruir España lo han conseguido.
 
Es verdad que el buenísmo, el dejar hacer y lo políticamente correcto nos han llevado hasta esta situación de destrucción, pero sobre todo de censura en los grandes medios de comunicación, y contra eso solo se puede ganar con el apoyo de la gente.
 
3.- Muchos "gurús" (como el recién nombrado Ministro de Universidades) hablan de la era de la información, con las nuevas tecnologías, como era del conocimiento, la diversidad y del poder que surge de las bases. Pero más que conocimiento encontramos instinto grupal y filtros burbuja que impiden toda comunicación fluida. Los grupos, en fin, se vuelven más cerrados, lo que se acentúa, como es natural, en los ideológicamente más integristas y totalitarios, como los terroristas, nacionalistas, feministas, guerracivilistas, comunistas (reciclados o no), etc...Como comunicador e informador a pie de calle, ¿dónde percibes mayor grado de intolerancia y cerrazón?
 
Te respondo por partes: 
 
Es verdad que estamos en una era de gran expansión, de las comunicaciones, con los dispositivos móviles, las redes.... y existe un mayor acceso a las noticias para cualquier ciudadano con un simple Clic.
 
Es verdad que hay muchos medios de comunicación pero la libertad paradójicamente es cada vez menor. La censura se puede ver de forma objetiva rascando un poquito.
 
El 90% del mercado de la televisión pertenece a dos grandes empresas que no proporcionan información a más del 50% de la población, a la que le gustaría recibir otro tipo de mensaje.
 
Solo nos llegan mensajes, reportajes, vídeos y toda clase de línea editorial que vaya desde la más extrema izquierda a la socialdemocracia que coquetea con el centro electoral.
 
Igual que todos conocemos el nombre de presentadores, reporteros, cómicos que son de izquierdas, muy de izquierdas o del nacionalismo radical, la pregunta es cuántos reporteros, presentadores o cómicos hacen denuncia social desde el centro o la derecha o, peor aún, por qué el duopolio mediático no abre sus puertas a ese producto audiovisual.
 
4.- En tus periplos por España también das voz a los perjudicados, agredidos, perseguidos por esos mismos bárbaros a los que interpelas, o a gente que pasa por el lugar y nunca se sabe por dónde saldrá. ¿Percibes en el ambiente una reacción, una indignación, frente a todos los movimientos destructivos constituidos, de hecho, por minorías muy bien organizadas, o más bien una resignación pesimista?
 
Percibo dos sensaciones:
 
La de la tristeza del que ha tenido que abandonar sus principios y su lucha como es el caso de aquellos que han tenido que abandonar Cataluña, el País Vasco o Navarra y la gran cantidad de ciudadanos que guardan silencio porque a que reclamen sus derechos lo llaman crispación.
 
Por otro lado la calle también nos ha dado la alegría de encontrarnos con héroes, con ciudadanos ejemplares que a través de las redes y de los móviles nos ayudan a ser políticamente incorrectos.
 
5.- ¿Qué es lo que más ha herido tu sensibilidad, lo que más te ha conmovido, de todas tus experiencias como Ciudadano Cake?
 
Las víctimas del terrorismo. Su abandono y su desprecio por parte de los políticos y su valentía y ejemplaridad a la hora de mostrarnos su resiliencia.
 
6.- Creo que ya sabes bien lo que es ser censurado, acallado, apartado. Supongo que tu labor podría verse seriamente obstaculizada con el nuevo gobierno, y acaso pudieras ser acusado de delito de odio, de faltar a la verdad (oficial)...de enemigo del pueblo. ¿Tú crees que la sangre llegará al río?
 
Espero cualquier cosa y por eso tenemos nuestro canal de YouTube, cakeminuesatv. donde mostramos todos los reportajes sin censura e indicamos nuestro número de cuenta para que los españoles puedan ayudarnos a ser libres e independientes.
 
7.- Que te llamen fascista probablemente hasta te lo cuelgues como medalla. Pero políticamente incorrecto como eres, ¿qué te representa más, en el contexto político actual?
 
Para mi es más sencillo mostrar las mentiras y las contradicciones de los poderosos. Desde la denuncia social y sin ningún partidismo concreto.
 
Es verdad que no me verás de cañas con Otegi , Rufián o tomando champán con Puigdemont.
 
A partir de ahí todos los  partidos políticos que están dentro del arco constitucional y que respetan los principios básicos de la democracia merecen mi respeto.