Paren el mundo que yo me bajo. Hay gente que puede criticar que algunos medios saquen o den noticias de esto o aquello, porque desde siempre han, hemos, defendido que la Libertad de expresión y/o de información, no vale para todo. Por ejemplo, yo parto de la base que debería estar prohibido dar noticias o información sobre partidos separatistas que atentan a la Unidad de España, o programas que embrutezcan al pueblo como los grandes hermanos y sucedaneos de música, comida o costura.

Dicho esto, no me queda otra que jugar con las cartas que nos dan y es que todo vale...pero ay, amigo, esos que me llaman intransigente, facha o cualquier cosa nada bonita, porque soy un intolerante y una de sus frases más bonitas en cualquier debate es "que no hay que tener miedo a la libertad y a la pluralidad". Pero esta libertad y este idilio por la pluralidad termina cuando el programa La noche en 24 horas del Canal 24 Horas de Televisión Española tuvo como invitado a Juan Chicharro, presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco.

El problema viene, porque si ven el vídeo, el General Chicharro les da un repaso monumental. Les ha dejado un video para que den en la escuela de "contertulios" si la hubiera y enseñar a éstos, como se defiende alguien contra un moderador y el resto de contertulios a una, como en Fuenteovejuna y sin una mal gesto, con educación y lo que más les duele, creando empatía en la audiencia: