Así lo ha publicado hoy Lorena G. Maldonado para El Español en este artículo, pero entre interrogantes que en El Correo de Madrid le hemos quitado.

En El Español hablan del proyecto 'Cartasvivas' que trata de "salvar la memoria de autoras pioneras del siglo XX en español", y entre ellas incluye a la falangista y hermana de Jose Antonio Primo de Rivera. Aquí actrices prestigiosas de la talla de Consuelo Trujillo, Marian Álvarez o Sandra Escacena se meten en la vieja piel de tres viejas hembras lúcidas: Pilar Primo de Rivera, Carmen Laforet y Hildegart Rodríguez, respectivamente.

Este proyecto, avalado por la Fundación Santander, le presta por fin oído. “En la España rural de la posguerra morían los niños recién nacidos por falta de higiene, de medios y de conocimientos. Mis muchachas y yo recorríamos pueblos, fundábamos escuelas y dispensarios, enseñábamos a las mujeres normas básicas de limpieza. Les enseñábamos oficios, a tejer esteras y cestos, formas de ganarse la vida. El panorama era desolador. Disteria, tuberculosis, tifus. Había que proteger a los bebés y regalábamos cunas. Primero cientos y luego miles de cunas para que no durmieran con los padres y no contrajeran sus enfermedades”.

Cuenta Consuelo Trujillo que ella no comulga con las ideas de Pilar ni se siente identificada con su discurso: “No comparto su manera de ver el universo femenino, la sociedad y la política. Cuando me propusieron este proyecto me quedé un poco patidifusa. Pero enseguida me pasaron información y empecé a indagar más en el personaje”, comenta.

No quería poner en el personaje la crítica que yo puedo tener hacia una época de la historia. Quería entenderla para transmitirla limpiamente. Para mí era importante comprenderla a la hora de interpretarla. Fui entrando en Pilar… me caló el poder ver que Pilar nació en una familia de líderes. Su padre fue un líder, Miguel Primo de Rivera, dictador después, su hermano fue fundador de la Falange y un cabecilla importante dentro de la guerra civil y la dictadura. Pilar nace en esa misma familia pero es mujer, y tiene la misma iniciativa de ser líder, de ir a la acción y cambiar el mundo desde su ideología”.

Señala que lo tuvo “muy difícil”, porque “no pudo hacer política ni pudo liderar un partido político”: “A principios del siglo XX había toda esa explosión feminista, todo ese aperturismo, esa libertad sexual… se abre, se abre, se abre y luego llega el oscurantismo de los años 40 y 50 y aparece Pilar. La mujer se metió en casa para procrear, para ser una esposa fiel y una criada. Para arreglar las cosas de los hombres. Pilar fue una revolucionaria, aunque yo nunca diría las cosas que ella dice, que son tremendas”.

Recuerda que la mujer estaba “encerrada en el armario de la historia y era un armario que olía mal”. Piensa en su madre, que aún hoy le dice: “Yo me casé y no me sentí mal por dedicarme solamente a casarme...”. Consuelo le responde: “Tuviste suerte por estar con papá -mi padre era un hombre muy aperturista-, pero además no te abriste a otras cosas en el mundo… no podías desearlas porque no las conocías”. Llama a Pilar “pionera sin ideas progresistas” y por eso precisamente cree que es importante incluirla en esta reivindicación de la memoria. Juzguen ustedes mismos. 

Avance del Documental

 

 

 

 

 

FUENTE  Y FOTOS: https://www.elespanol.com/cultura/20190913/pilar-primo-rivera-feminismo-polemico-homenaje-memoria/428707710_0.html?fbclid=IwAR0TTRkg1pLjQ8hT6SA3bhZ7Ba9HsDjJ630JZQFWwk1IdvkYzSn5AxbLYq0