Europa se desintegra. La mal llamada Unión Europea ha resultado ser el Caballo de Troya de un mundialismo que busca hacer del territorio europeo una tierra de todos y de nadie. 

Todo lo que pudiéramos tener en común, los europeos, se desvanece en un multiculturalismo atroz, con el cual los antes autóctonos nos vamos transformando en parias.

Para que el veneno que poco a poco nos suministran vía intravenosa entre bien, nos lavan el cerebro diciéndonos que es una medicina. 

Nuestra muerte demográfica acompaña a la cultural. Vamos convencidos en filas cerradas al abismo insondable de nuestra extinción, los malvados hombres blancos que, una vez, fueron civilización, el llamado Occidente: con sus miserias, si, pero con su Grandeza. 

Todavía en una declinante mayoría, muchos se ríen de este panorama desolador, que se va transformando a tal velocidad que llegará, si no lo ha hecho ya, a un punto de no retorno para nosotros, al borde de ése abismo que el que va delante en la fila nos impide vislumbrar. 

Nosotros mismos nos estamos suicidando, recitando los mantras del multiculturalismo, del feminismo radical, del anticlericalismo, el cientifismo, el relativismo, de la diversidad entendida como un todo vale, sexual, cultural y moral ...etc. 

 Pero ¡ay de aquel que diga que el Emperador está desnudo! Sufrirá público escarnio y será vilipendiado, será estigmatizado y categorizado, crucificado, muerto y sepultado, descenderá a los infiernos y no, no resucitará al tercer día. 

José Carlos da Costa sabe muy bien lo que es convertirse en un apestado para los propios occidentales vendidos al bando de los biempensantes. Tuvo un perfil en Twitter desde el que difundía vídeos opinando sobre la tragedia en varios actos que se estaba desarrollando. Muchos le seguían, pero otros lo veían con recelo, y otros muchos le estaban esperando para atacarle por la espalda en cuanto sufriera un desliz o algo susceptible de ser utilizado como tal ante el poder judicial. 

Prolífico escritor, a la par que activista, ha escrito novelas y ensayos girando sobre la cuestión de nuestra decadencia y denunciando, para quién tuviera oídos, a nuestros corruptores, que son nuestro mayor enemigo.  Y, naturalmente, se ha ganado el menosprecio de la cultura dominante, que es una cultura de dominados.

José Carlos ha tenido la amabilidad de respondernos unas preguntas. Les dejo con él.

1.- Tu nombre puede que, de entrada, no sea muy conocido; no obstante has tenido un gran influjo a través de Twitter con vídeos que se volvían virales y has escrito varios libros en los que has señalado la decadencia a la que nos abocan los poderes mundialistas. ¿Nos presentas a José Carlos Camelo da Costa?

 

Antes de nada, me gustaría agradecer que te hayas tomado la molestia de leer mis libros y de ponerte en contacto conmigo. En estos tiempos de censura y represión, lo cual es cada vez más evidente, los medios temen acercarse a aquellos que somos los más incorrectos entre todos los políticamente incorrectos. Por eso, una vez más, muchas gracias por tu valentía.

Como bien has mencionado, me llamo José Carlos Camelo da Costa y soy escritor. Llevo casi dos décadas militando, activamente, en el Movimiento por los Derechos Civiles de los Blancos. Con toda seguridad, muchos de vuestros lectores me conocerán por el nick que utilicé durante cuatro años en Twitter: @Zeildoux. Antes de que me silenciaran de la vida pública por "elogiar a Marruecos tras condenar a muerte a dos pederastas", me dedicaba a grabar vídeos políticos en dicha plataforma (siendo uno de los primeros en hacerlo).

Ahora ya no soy tan activo en redes sociales. Tras cuatro cuentas censuradas, uno se harta de tener que aguantar determinadas cosas. Prefiero dedicar mi tiempo y esfuerzo a la creación y promoción de mis obras pues, gracias a ellas, consigo que mucha gente abra los ojos.

2.- La inmigración descontrolada sumada a la baja natalidad de los autóctonos en Europa se adecúan al llamado Plan Kalergi, del que hablas reiteradamente en tu obra. ¿De dónde toma su nombre y en qué consiste dicho plan? 

En Wikipedia, cuna de la Fast Information, la cual es tan nociva como la Fast Food; le dedican apenas seis míseras líneas a un asunto de tanta importancia. Lo consideran "una teoría conspirativa difundida en círculos ultraconservadores, antisemitas, nacionalistas blancos y de extrema derecha en el mundo occidental". A los progres bien pensantes les sirve para no ir más allá, pues pensar y cuestionar es cosas de fascistas.

En mi libro AENIGMA IUDAICUM le dedico un capítulo completo (el Plan Kalergi: metamorfosis totalitarista de la progresía europea) al fundador de tan siniestro complot. Podría aburriros contándoos las obras y milagros progresistas del Conde Richard Coudenhove-Kalergi, padre del Movimiento Paneuropeo, pero prefiero intentar que aquellos más profanos en la materia puedan comprender el alcance de una idea surgida en el siglo XX.

Basta con asomarse a la ventana de cualquier gran ciudad, para intuir en qué consiste dicho plan. Permitidme haceros una serie de preguntas: ¿Madrid es menos madrileña? ¿Lisboa es menos lisboeta? ¿Londres es menos londinense? Si creéis que sí, podéis darle las gracias al Conde Kalergi.

Él defendía y financiaba el intercambio humano de África y Asia a nuestro continente, para cambiar drásticamente la faz de Europa. ¿Para qué? Para hacernos menos españoles, menos portugueses, menos ingleses, en definitiva, menos blancos.

Los paneuropeístas como el Conde Kalergi sabían y saben que la existencia de grupos étnico-nacionales fuertes y unidos impide el advenimiento del Nuevo Orden Mundial. Por eso necesitan llenar Occidente de no occidentales, de no europeos, de no blancos, para debilitar tal unión. Así, la influencia política que puedan tener los nativos será tan ínfima, que no podrán impedir los dramáticos cambios que sucedan en sus respectivas naciones.

 

3.- En general la gente dirige la mirada a dónde apunten las cámaras de televisión, y escuchan lo que dicen sus locutores, pero hay otra realidad ocultada que va de Sudáfrica a Suecia, de la cual nos hablas en tus libros ¿Qué está pasando en el mundo que los medios masivos no cuentan o deliberadamente ocultan?

 A estas alturas de la película supongo que sabrás y también sabrán los lectores de tu periódico que "no todas las vidas importan". Importan las vidas negras, importan las vidas árabes, importan las vidas de los indígenas del Amazonas, pero las vidas blancas no importan a casi nadie. Suena duro decirlo, pero es así. Para aquellos que crean que estoy exagerando, que miren lo que está sucediendo en Suecia, Francia o Reino Unido. 

En España comenzamos a ver, a menor escala, como hay víctimas de primera y de segunda. El trato mediático que se les da a las manadas de magrebíes, argelinos y senegaleses así nos lo confirma. Carteristas romaníes, pandilleros dominicanos, prostitutas/ladronas senegalesas, yihadistas marroquíes... sus caras son ocultadas, sus nombres borrados y sus crímenes minimizados a causa de su raza o procedencia. En cambio, cuando el victimario es español, exponen sus datos con todo lujo de detalles.

¿Por qué los medios hacen esto? Sencillo. Buscan estigmatizar al malvado hombre blanco español, mientras tratan de preservar la pulcra aura del buen salvaje.

 

4.- Como es natural, y nadando contra la corriente tempestuosa de una opinión pública teledirigida y unos poderes en la sombra mayores de lo que nadie pueda imaginar, has sufrido numerosas censuras y ataques personales. ¿Podrías hablarnos de ése público escarnio que has sufrido?

 Son tantas las veces que me han puesto en la picota pública, que ya casi me resulta imposible rememorarlas todas. Por ejemplo, con apenas 19 años llenaron las calles adyacentes a la casa de mis padres de pintadas amenazantes: "Camelo te vamos a matar", "Camelo cerdo fascista", "Camelo puto facha" y demás lindezas. También me rompieron un foco del coche y me lo grafitearon, colgaron mis fotografías y datos personales en una web, me agredieron con una barra de hierro...

 Llevando tan solo tres libros publicados tuve que aguantar que los integrantes de los grupos de rap los Chicos del Maíz, Sons of Aguirre y dos humoristas del programa la Tuerka mandaran a sus seguidores a <> En tan solo un día, recibí más de 1.800 mensajes de odio (amenazas, burlas e insultos). Al final, me vi obligado a cerrar mis redes sociales por un tiempo. Fue demasiada presión para alguien tan inexperto.

El PSOE de Fuencarral y la Agrupación Afrosocialista me denunciaron por "crímenes de odio", llegando a realizar una campaña en Twitter de la que participaron el televisivo economista José Carlos Diez, la diputada transexual Carla Antonelli y diversos grupos políticos de la izquierda radical madrileña.

Cuando surgió toda la polémica de la cabalgata inclusiva de Carmena, el colectivo LGTBI Orgullo Vallekano y el PSOE de Vallecas trasladaron a la policía un dossier con mis tuits al respecto por si "podían constituir un delito de transfobia". Cualquiera diría que los militantes del PSOE están obsesionados con mi persona.

También se han censurado y boicoteado varios de mis libros, impedido vender algunos de ellos en Alemania... No, la vida del escritor patriota y disidente no es nada fácil.

 

5.- En Patriotismo o Barbarie nos hablas de tu forma de entender el auténtico patriotismo. Hoy, en España, ¿No crees que quedan muy pocos patriotas ya, y que, en consecuencia, es tarde ya para cambiar las cosas? ¿Cómo ves el surgimiento de movimientos identitarios en Europa. 

Lo veo mal, muy mal. Hay países en los que revertir la dramática situación que viven, resulta casi imposible a estas alturas. No deberíamos haber esperado tanto, deberíamos habernos unido antes, deberíamos haber sabido llegar al gran público, deberíamos haber dejado de movernos en la escena política marginal, en definitiva, deberíamos haber hecho las cosas mejor.

Sobre España en concreto, tengo una opinión muy clara: casi no quedan patriotas, lo que hay son arribistas que buscan pagarse sus viajes a Italia, sus chalets, sus comidas veganas, su ropa de marca, sus abonos de fútbol o sus sustancias prohibidas con el dinero que obtienen de su supuesto activismo político.

 Todos sabemos lo podrido que está el árbol patriota español. Ya va siendo hora de talarlo, tocón incluido, para purificar la tierra. Nada bueno o nuevo crecerá en ella, mientras las ponzoñosas raíces de estos falsos patriotas la sigan horadando.

6.- Del poder en la sombra del que antes hablaba, ¿Qué elementos destacarías? ¿Cómo manejan los hilos del poder supuestamente legítimo y surgido de las urnas y de acuerdos internacionales entre países "soberanos"?

Haces bien en poner en cuarentena el termino soberanos, pues ningún país occidental es dueño de su propio destino. La democracia le ha arrebatado el poder al pueblo. El mantra de "una persona un voto" no es más que una falacia.

La LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General) española permite, por ejemplo, que el voto de un senegalés en Vascongadas valga más que el de un maño de Zaragoza. Por eso algunos gobiernos, regionales o nacionales, fomentan un tipo de inmigración determinada. ¿Para qué? Para crear un colorido y multicultural caladero de votos en el cual poder pescar en tiempo de elecciones.

Esto se resumiría de la siguiente manera: a más senegaleses, más votos para los políticos que dejan entrar a esos mismos senegaleses. A más votos para los políticos favorables al Plan Kalergi, más prebendas para los senegaleses que los votan. A más prebendas para los senegaleses, más votos obtienen de vuelta los políticos de este corrupto y traidor régimen partitocrático. Y vuelta a empezar. Es la pescadilla que se muerde la cola.

¿Y qué pasa, mientras tanto, con el maño de Zaragoza? Pues que termina siendo minoría en su propia tierra. Y a eso, apreciados lectores, se le llama Genocidio. Ahora cambiad senegaleses por pakistaníes o por argelinos, y España por Inglaterra o Francia. La táctica es la misma en toda Europa, aunque cambien las caras de los actores principales. 

7.- Como miembro de una familia que se vio afectada por el proceso descolonizador en África, y con carácter general ¿Qué podrías decirnos de la Colonización y la Descolonización?

Para empezar, me gustaría aclarar una cosa: no existió colonización alguna. Rodesia, Mozambique o Sudáfrica son tan negras como blancas. Los negros que hoy en día ocupan dichas naciones también serían invasores, teniendo en cuenta el punto de vista de tu pregunta, puesto que colonizaron el sur a través de la vía oriental y la vía occidental. Además, ¿quién decide qué es colonizar, invadir, asentarse o repoblar? ¿No influirá en ello, quizás, los prejuicios raciales que los historiadores tienen cuando tratan las crónicas de nuestro pueblo?

Respecto al mal llamado proceso de descolonización, trataré de explicarlo en primera persona. Mi familia fue y continúa siendo víctima de este genocidio silenciado. Aunque nací en España, más concretamente en la comarca del Bierzo, provengo de un linaje de granjeros blancos africanos de Mozambique. Cuento la historia de mi padre, que también es mía, en el libro Racismo, Inmigración y Refugiados: la gran conspiración antieuropea.

Tras la falsa independencia de Mozambique, la cual no fue más que un golpe de estado sufragado por la URSS, el gobierno negro de Samora Machel despojó a mi gente de sus derechos más elementales para, a posteriori, lanzar a sus perros de presa contra ellos. Miles de granjeros blancos tuvieron que abandonar sus casas, tierras y posesiones para escapar de la brutalidad de las guerrillas negras comunistas.

Su huida me recuerda a las agónicas marchas que los alemanes de la Europa Oriental emprendieron en el pasado siglo, para tratar de escapar de la barbarie del Ejército Rojo. Es más, me atrevería a afirmar que ambos pueblos tenemos otra cosa en común: ninguno fuimos ayudados por la comunidad internacional mientras nuestros enemigos nos golpeaban, violaban y masacraban.

8.- ¿En qué proyectos andas comprometido ahora? ¿Qué expectativas tienes de cara al futuro?

Proyectos muchos, sobre todo familiares. Tengo a dos pequeños soles que me alegran la vida, mi hijo Antonio y mi sobrino Francisco. A ellos dedico la mayor parte de mi tiempo y energías. Por ellos lucho, por ellos sigo adelante, por ellos aguanto lo que aguanto, por ellos soy capaz de sacrificarme llegado el momento. Aunque España arda, aunque España quede en ruinas, aunque España deje de ser España, seguiré luchando. Ellos merecen un futuro mejor y en mi mano está dárselo.

Respecto a mi trabajo como escritor disidente, la máquina propagandística no se detiene. Este 2020 verá la luz una nueva obra "RAHOWA: Caos y Guerra", novela postapocalíptica que relata las vivencias de una compañía de mercenarios blancos en una Europa multirracial destruida por una guerra nuclear. También tengo pensado publicar este mismo año, si el tiempo me lo permite, "EL LIBRO NEGRO DEL PATRIOTISMO ESPAÑOL". Una obra que, con toda seguridad, no dejará a nadie indiferente. Y para el 2021 se avecinan las dos siguientes obras: "¿Por qué los españoles odian a España?" y "El Poder de la Sangre: la Purga".

Recordar a aquellos que me acaban de conocer por esta entrevista, que pueden leer mis siguientes libros:

 

-El Poder de la Sangre: el Despertar

-El Poder de la Sangre: Resurrección

-El Poder de la Sangre: Renacer

-AENIGMA IUDAICUM: de Mesopotamia a la Tierra Prometida

-Patriotismo o Barbarie: Pensamiento Nacional Revolucionario

-La Verdad Incómoda

-Pensamiento Hereje

-Racismo, Inmigración y Refugiados: la gran conspiración antieuropea

-Perdón por todo, malvado hombre blanco

-Lobos Enjaulados (Diario de un Condenado)

-Tierra de Bandas (Diario de un Condenado II)

-Sin Piedad (Diario de un Condenado III)

 

Para poneros en contacto conmigo podéis utilizar los siguientes medios:

Email: elpoderdelasangre@hotmail.com

Blog: www.el-poderdelasangre.blogspot.com

Twitter: @NDisidentes (No Es País Para Disidentes)

Un cordial y amistoso saludo para todos los lectores de tu periódico.