Rafael Nieto después de hacer sus primeras prácticas profesionales en COPE, Onda Cero y RNE, firmó su primer contrato en Radio España. En 2001 llego a Radio Intercontinental de Madrid (ahora Radio Inter), donde sigue actualmente. Entretanto, ha dirigido el Diario YA en internet, ha dado cursos de radio en el IMEFE (ahora Agencia para el Empleo del Ayto de Madrid) y ha colaborado con distintos diarios impresos y digitales, como Lanza, Gaceta.es, Diario YA y El Correo de Madrid (Aquí puedes ver todos los artículos en El Correo), entre otros.

 

Ha publicado dos libros, ESPAÑA NO SE VOTA y DEFENDER LA VERDAD, además del libro sobre su tesis doctoral, EL PERIÓDICO EL ALCÁZAR: DEL AUTORITARISMO A LA DEMOCRACIA. Ahora mismo, es director del matinal BUENOS DÍAS ESPAÑA, que se emite de lunes a viernes, de 7 a 12 horas, y director de SENCILLAMENTE RADIO, debate dominical de 8,30 a 11,30 h. (918 am y www.radiointer.es). En esta entrevista reflexionamos sobre la ética periodística y el compromiso de los comunicadores católicos.

 

¿Ha renunciado a estar en medios más grandes por ser fiel a sus principios?

Sinceramente, no. Más bien diría que mis principios católicos y patriotas, contrarios al relativismo reinante hoy, me han podido cerrar algunas puertas, si bien no puedo quejarme de trabajo, porque desde que me licencié en Periodismo no he dejado de ganarme la vida con mi oficio, razón por la que me siento un privilegiado.

 

La mayoría de medios grandes están bajo grandes círculos de poder anticatólicos (por decirlo suave)

En efecto. Y los que no lo están, en la práctica se comportan como si lo estuvieran, bien por pura cobardía, bien por intereses económicos. 

 

Estos grandes medios determinan que es lo políticamente correcto.

Sí, aunque es posible que haya que empezar a decir "han determinado" ó "han venido determinando", porque es cada día más perceptible un cambio sustancial en esa tendencia. Digamos que los promotores de esos MCS no contaban con que internet iba a ser un terreno de tal impacto social, y que permite una libertad real tan difícil de restringir, que se les ha vuelto en contra de sus intereses. Es un fenómeno muy interesante, y yo soy bastante optimista de cara al futuro, a pesar de los negros nubarrones de hoy.

 47455410_284651212188808_4578873383113981952_n

El pensamiento único de lo que Juan Manuel de Prada llamó el Matrix progre.

Sí, ese pensamiento único no es otra cosa que el relativismo moral, que le vale por igual a las derechas que a las izquierdas, porque su base ideológica es la misma, el ateísmo militante, el agnosticismo, y en las relaciones económicas, el liberalismo. Todos ellos son hijos de la Revolución Francesa y del enciclopedismo, que acabaron con el Antiguo Régimen, pretendiendo que el hombre no necesitase de Dios, porque la ciencia y el dinero ya se ocuparían de darle todo lo que necesita. Bueno, parece evidente que también en eso se equivocaron. Nunca en la Historia de la Humanidad ha sido el hombre tan esclavo como lo es hoy, cuando se supone que "las libertades" están más garantizadas que en otras épocas.

 

Háblemos de la importancia de la integridad del periodista en general.

Yo diría que un periodista que no es íntegro, no puede ser periodista. Es la negación de este oficio. Puedes ser propagandista, publicista, puedes vender tu alma (o sea, tu trabajo) al que mejor te lo pague. Pero ser periodista es otra cosa. A un periodista lo único que le debe importar es que sus públicos sepan la verdad de lo que sucede, sobre todo si hay quien se empeña en esconderla.

 

Si eres católico tienes una responsabilidad mayor...

Sin ninguna duda. Porque además de tu ética profesional, tienes que responder ante Dios. Yo recomiendo a mis colegas católicos que lean una Novena del Trabajo, editada por el Opus Dei, con fragmentos de libros de San Josemaría Escrivá, que es lo primero que leo cada día antes de irme a la radio. Es un verdadero chute de catolicismo llevado al área profesional, a mí me ayuda mucho a darle sentido cristiano a mi labor.

 

Los medios de comunicación deben de estar al servicio de la verdad...

Así debería ser. Pero tampoco debemos ser ingenuos. Los MCS siempre han sido un negocio para sus dueños y promotores, al igual que lo son las fábricas de patatas fritas o las ferreterías. Nuestro producto son las noticias, y la materia prima es la realidad. Si los que hacemos las noticias somos personas íntegras, con valores y principios, conscientes de que sólo un periodismo de calidad puede engendrar una opinión pública sana (y por tanto, una democracia real), entonces los MCS responderán a esa exigencia de verdad. Si al frente de los MCS ponemos a propagandistas o a gente pagada, directa o indirectamente, por los partidos políticos, entonces será más difícil. De todo esto hablo extensamente en mi libro DEFENDER LA VERDAD (Ediciones Esparta, 2017, 182 páginas). 

 

El mal y el error no deben tener derechos.

Pueden existir, pero los que nos consideramos hijos de Dios estamos obligados a combatir el mal (es decir, combatir al diablo) e intentar evitar el error, o corregir los errores, tanto los nuestros como los de las personas que nos importan. 

 

¿Existe la objetividad pura en la información?

Lo que la mayoría de personas llaman "objetividad pura" es en realidad un deseo de imparcialidad, que es diferente. El periodista debe procurar situarse en una posición lo suficientemente distante de la realidad como para poder verla sin apasionamiento, y lo bastante cerca como para que no le resulte indiferente. Pero todo el proceso que rodea el trabajo periodístico está lleno de elementos subjetivos, por ejemplo la simple selección de las noticias que van en un informativo. ¿Por qué unas y no otras? Pues porque contarlas todas sería imposible, tendríamos que hacer informativos de 8 ó 10 horas...Por tanto, estamos obligados a elegir, y elegir es un acto subjetivo. 

 

¿El periodista católico, si quiere ser coherente con su fe, lo mucho tiene más difícil en la profesión?

Yo no diría que lo tiene más difícil. Mi experiencia personal es justamente la contraria, me es extraordinariamente fácil llevar mis principios y creencias a mi trabajo de comunicador, quizá porque he tenido la suerte de estar en empresas que me han permitido esa coherencia, o que directamente comparten esos principios. Pero no creo que sea más difícil siempre que uno lo viva con paz interior y sentido común. 

 47575970_339032870226105_8031241380665753600_n

¿Cree que los católicos y los patriotas vamos a ser cada vez más perseguidos?

 

Yo creo que sí, pero claro es un tipo de persecución muy distinta a la que sufren nuestros hermanos en otras latitudes, en Oriente Medio, en los países árabes, etc. Aquí te persiguen intentando ridiculizarte en las redes sociales, insultándote o haciendo lo posible por condicionarte en tu tarea diaria. El camino del cristiano es el camino de la Cruz, igual que nuestro Padre Celestial, por tanto no debemos evitar la Cruz, sino aprender a llevarla siempre con dignidad y ofreciendo esa carga a Cristo para que nos ayude cada día.